27 de junio de 2019
27.06.2019

La Guardia Civil realiza once detenciones por robos en viviendas y vehículos en Torrevieja

Los agentes han esclarecido 17 delitos contra el patrimonio y diez de los once arrestados han ingresado en prisión | Entre ellos figura la cuidadora de una anciana, que le sustrajo joyas de gran valor sentimental y 5.000 euros.

27.06.2019 | 13:55

Entre las resoluciones encuentra un robo en una vivienda de San Miguel de Salinas cuyos supuestos responsables, dos personas de origen chileno, opusieron resistencia a la detención

La Guardia Civil ha esclarecido en menos de dos semanas 17 delitos contra el patrimonio en Torrevieja y ha detenido a 11 personas como presuntas autoras de estos hechos. 10 de las 11 personas detenidas han ingresado en prisión. Según una nota de prensa de la Comandancia "con la llegada de la temporada estival, aumenta considerablemente la población en los municipios de la costa alicantina y trae aparejada un repunte en las comisiones de delitos relacionados con el patrimonio: robos/hurtos en viviendas, vehículos o de enseres personales en la vía pública".

Por este motivo, la Guardia Civil "intensifica sus labores de prevención y de investigación relacionadas tanto con estos delitos como en el resto".

"Un ejemplo del éxito de estas operaciones dirigidas para disminuir los delitos contra el patrimonio" está - a juicio de la Comandancia- en la Guardia Civil de Torrevieja, que en las últimas dos semanas ha detenido a 10 personas que han ingresado todas en prisión, tras su paso por los juzgados. La primera detención fue la una mujer de origen bosnio, que fue detenida tras el robo en el interior de una autocaravana usada como vivienda habitual. Esta mujer también había sustraído un vehículo en Francia y había falsificado su documentación y las placas de matrícula.

En el segundo caso, se detuvo a dos hombres chilenos tras cometer un robo en una vivienda de San Miguel de Salinas. Los mismos trataron de huir a gran velocidad con su vehículo por las calles de Torrevieja, cuando las fuerzas de seguridad procedían a darles el alto. Una vez capturados, opusieron gran resistencia a la detención, llegando a agredir a los agentes.

El delito más grave investigado fue el de un robo con violencia e intimidación en un establecimiento de las calles aledañas del paseo marítimo de la localidad, cometido presuntamente por un hombre de origen senegalés. La detención se produjo escasas horas después de cometer el hecho.

A estas detenciones se le suman otras tantas relacionadas con robos en interior de casa habitada, como la de un hombre ucraniano, como presunto autor de tres robos; un hombre ruso, detenido como presunto autor de dos; un hombre español, como presunto autor de uno; y un argelino por allanamiento de morada, un robo interior de vivienda y un hurto en interior de vivienda.

En cuanto a robos cometidos en el interior de vehículos aparcados en la vía pública, como resultado de las investigaciones practicadas, la Guardia Civil detuvo a un hombre argelino y a un hombre ruso, por un total de cuatro robos.

A las detenciones con ingreso en prisión hay que añadir la de un hombre español, que había elegido la localidad torrevejense para esconderse y evitar su detención por diversas requisitorias judiciales procedentes de los Juzgados de Burgos.

Otra estafa de una cuidadora

Si a principios de este mes, la Guardia Civil de Torrevieja detuvo a una pareja por sustraer 12.500 euros de la anciana a la que cuidaba, esta vez ha detenido a una mujer española de 46 años por hechos similares.

Una mujer de edad avanzada acudió al cuartel a denunciar que habían realizado compras fraudulentas con su tarjeta de crédito, por valor de 5.300 euros. Además, le habían desaparecido varias joyas de su vivienda, de gran valor sentimental, entre ellas la alianza de su marido fallecido.

Durante la declaración, la anciana recordó que la chica que acudía a su domicilio para ayudarle en las tareas domésticas, le había acompañado varias veces al banco y probablemente, había visto cómo introducía el código pin de su tarjeta.

Las investigaciones concluyeron que fue esa cuidadora, española de 46 años, quien había realizado las extracciones de dinero, y la detuvo como presunta autora de un delito de hurto y estafa. Tras pasar a disposición judicial, quedó en libertad con cargos. Parte de las joyas fueron recuperadas por los agentes, entre ellas la alianza del marido de la denunciante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook