14 de junio de 2019
14.06.2019

La Policía Local de Orihuela rescata a un joven herido e inconsciente en el mar

Se encontraba inconsciente sobre el agua y las olas lo estaban golpeando contra el acantilado

14.06.2019 | 17:48
La Policía Local de Orihuela rescata a un joven herido e inconsciente en el mar

Un agente de la Policía Local de Orihuela llevó a cabo un peligroso rescate marítimo este pasado jueves por la mañana. Los Agentes de la Policía Local de Orihuela de la unidad de la Costa recibieron una llamada del Centro de Coordinación de Emergencias 112, comunicando que un hombre se encontraba inconsciente sobre el agua, que las olas lo estaban golpeando contra el acantilado y que estaba siendo arrastrado por las fuertes corrientes hacia el interior del mar.

Debido al inminente peligro para la vida del hombre, los agentes de Policía Local se desplazaron hasta el puerto deportivo de Cabo Roig, y solicitaron colaboración a la empresa que dispone de motos acuáticas en alquiler, para acceder lo más rápido posible al mar y socorrer al hombre en grave peligro.

Inmediatamente uno de los agentes, junto a dos trabajadores de la empresa, salieron del puerto de Cabo Roig en dos motos acuáticas, portando chalecos salvavidas y flotador de salvamento.

La zona donde se encontraba el joven rescatado

Tras la lucha contra el peligroso oleaje del temporal de levante y contra las fuertes corrientes marinas del lugar, lograron llegar donde se encontraba un joven de 21 años, desvanecido, con múltiples traumatismos y heridas sangrantes de diversa consideración. Lo sacaron del agua, cargándole en una de las motos acuáticas, y lo trasladaron rápidamente hasta el mismo puerto de Cabo Roig, donde fue atendido por una ambulancia SAMU y derivado hasta el Hospital de Torrevieja.

Preguntado el padre del rescatado por lo ocurrido, explicó que él y su hijo estaban tratando de bañarse en la zona de rocas del acantilado de Cabo Roig, y que unas fuertes olas los habían lanzado contra las rocas y después los habían arrastrado hacia el mar. El padre había podido escalar a través de las rocas, pero el hijo no, quien fue golpeado por el fuerte temporal contra las rocas varias veces y arrastrado por la corriente, sin que él pudiera hacer nada.  

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook