11 de junio de 2019
11.06.2019

El Instituto Geográfico Nacional señala ahora que situar las Casas Baratas en Rafal fue un error

El último informe oficial mantiene las lindes entre ambos municipios como están ahora - Orihuela tiende la mano al ayuntamiento rafaleño para sentarse a negociar

10.06.2019 | 23:06
Almagro y Valverde junto a un mapa de las lindes de ambos municipios.

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha realizado un informe a través del Registro Central de Cartografía, a petición del Ayuntamiento de Orihuela, que da otra vuelta de tuerca al conflicto territorial existente entre la capital de la Vega Baja y Rafal a cuenta del municipio al que pertenece el barrio de las Casas Baratas, actualmente de la pedanía oriolana de El Mudamiento. Si el ayuntamiento rafaleño señalaba hace unas semanas que otro informe técnico establecía, según el IGN, que toda la zona en conflicto era de Rafal, incluso aumentaba los límites geográficos de este pequeño municipio, ahora el IGN indica que fue un error y que las lindes son las que actualmente existen y, por tanto, el barrio estaría en término oriolano y la calle en discusión sería de ambos.

El Ayuntamiento de Rafal inició un expediente para la segregación de parte del término de Orihuela en la zona de las Casas Baratas, y los resultados de este informe «certifican que las líneas son las que se han mantenido desde que se firmó el acta en 1896 y que se han ido manteniendo de común acuerdo entre ambos municipios», dijo ayer el edil de Patrimonio, Rafael Almagro quien no dudó en calificar la actitud mantenida estas semanas por el alcalde de Rafal, Manuel Pineda, de «ridícula y grotesca», además de «electoralista». Almagro defendió la presencia de policías locales en la calle en conflicto «para que se respetasen los derechos de Orihuela». Según Almagro, el Ayuntamiento de Orihuela tuvo que dar una respuesta rápida y proporcionada «a esta situación tan vergonzosa que se generó, siempre con el firme objetivo de restablecer la normalidad». Así, «este informe reconoce que existían algunos errores, que se ha tardado muy poco en corregir y ya tenemos las líneas de limitación que son las de toda la vida», indicó Almagro, a lo que añadió que «en mi opinión esta situación se ha basado en una política de campaña electoral».

Por su parte, el edil de Pedanías, Víctor Valverve, recordó que falta un informe preliminar de la Diputación de Alicante. «En un municipio como Orihuela que tiene límites con otros 8 municipios, debemos mantener una colaboración adecuada y para eso existen los convenios de colaboración entre municipios", indicó Valverde.

En este sentido, ambos ediles se mostraron dispuestos a sentarse a hablar con el equipo de gobierno de Rafal sobre las lindes. «No nos queda otro remedio», indicó Almagro, quien dijo que es lo que tendría que haberse hecho desde un principio y haber evitado la situación que se ha generado y la tensión, de lo que acusó a Pineda. «Seguimos manteniendo que entre ambas administraciones debemos colaborar en que los ciudadanos de esa zona estén atendidos como en cualquier otro lugar del municipio».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook