11 de junio de 2019
11.06.2019
Cox

Cox cede suelo a los regantes para construir una balsa de 40.000 metros cúbicos de capacidad

Los caudales procederán de la depuradora de Callosa de Segura y los agricultores pueden acceder a ayudas de la Generalitat para financiar la obra

11.06.2019 | 16:51
Bancal de alcachofas en la huerta tradicional de Cox/ Foto Tony Sevilla

El equipo de gobierno en funciones ha aprobado la cesión de 15.000 metros cuadrados.

El equipo de gobierno de Cox en funciones ha anunciado que el Ayuntamiento va a ceder al Sindicato Local de Riegos una parcela de 15.000 metros cuadrados municipales para la construcción de una balsa de almacenamiento de aguas procedentes de la estación depuradora de Callosa. Esta decisión fue aprobada en la junta de gobierno local celebrada el pasado 31 de mayo, y la cesión va condicionada a que el Sindicato Local de Riegos reciba "las ayudas pertinentes", derivadas de la  resolución de mayo pasado de la dirección General de Agricultura, Ganadería y Pesca, por la que se convoca a las comunidades de regantes para que formulen sus propuestas, en relación con el fomento de la utilización racional del agua en aprovechamientos hidráulicos y regadíos, para el ejercicio de 2019.

La capacidad de esta balsa será de 40.000 metros cúbicos. Esta inversión tiene como objetivo ahorrar energía, emplear energías renovables, aumentar la capacidad de almacenamiento de agua, aumentar la reutilización de agua de riego procedente de EDAR, emplear tecnologías de información y comunicación (TIC), todo ello, en un marco territorial marcado por un déficit hídrico estructural, tal y como marca el Plan de Cuenca de la Confederación Hidrográfica del Segura.

El alcalde socialista en funciones, Francisco Cámara, explicó que el riego tradicional de Cox tiene adjudicados más de medio hectómetro anual de las aguas depuradas de la edar de Callosa de Segura. Este agua ha sido utilizada en los últimos años en periodos de sequía extrema para completar las tandas de riego que no llegaban con recursos hídricos suficientes del río Segura a la red de azarbes. La balsa permitirá almacenar una parte de ese agua sin que los regantes se vean obligados a devolverla de nuevo al Segura y poder reaprovecharla cuando sea necesaria o mezclarla con aportes de mayor calidad. El proyecto supone un desembolso de unos 600.000 euros. A la huerta tradicional de Cox, con su característica parcelación en pequeños bancales, no llega agua del trasvase del Tajo. Su principal cultivo es la alcachofa.  

La capacidad de esta balsa será de 40.000 metros cúbicos. Esta inversión tiene como objetivo ahorrar energía, emplear energías renovables, aumentar la capacidad de almacenamiento de agua, aumentar la reutilización de agua de riego procedente de EDAR, emplear tecnologías de información y comunicación (TIC), todo ello, en un marco territorial marcado por un déficit hídrico estructural, tal y como marca el Plan de Cuenca de la Confederación Hidrográfica del Segura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook