07 de mayo de 2019
07.05.2019
Orihuela

Un comedor escolar de 5 tenedores

El Ministerio de Sanidad y Consumo otorga al Colegio de Hurchillo el premio nacional de alimentación por su fomento de la comida saludable

06.05.2019 | 22:38
Un comedor escolar de 5 tenedores
Un comedor escolar de 5 tenedores

Comida ecológica y tradicional. El proyecto «Sabor de Vivir», que lleva 12 años implantado en el Colegio de Hurchillo, acaba de ser galardonado con el premio más prestigioso en lo que se refiere a alimentación escolar. Su trabajo se basa en combinar los productos ecológicos, algunos recolectados por los propios alumnos en su huerto, y los platos tradicionales y regionales con un estilo de vida sano donde frutas y verduras tienen gran importancia.

El Colegio Público «Manuel Riquelme» de Hurchillo es uno de los centros más galardonados de la provincia por sus novedosos proyectos educativos. El último premio que ha recibido es, sin duda, uno de los más especiales, por su prestigio y por la importancia del tema por el que ha sido galardonado, la alimentación. El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social acaba de conceder a este centro el premio nacional de alimentación escolar «Naos» por su fomento de la alimentación saludable. El jurado encargado de fallar los XII Premios Estrategia Naos (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad) ha decidido otorgar el primer premio en la categoría de «promoción de una alimentación saludable en el ámbito escolar» al CEIP de Hurchillo por su proyecto «Sabor de Vivir», basado en una mezcla de alimentación sana, productos ecológicos y comida tradicional que disfrutan sus alumnos en el comedor.

Según reconoce el director del centro escolar, Joaquín Marzá, «me emocioné cuando me llamaron del Ministerio para decirme que nos habían otorgado el primer premio después de 12 años trabajando en una idea de cómo debe ser un comedor escolar». Esa idea, ya un proyecto con una gran trayectoria, tiene como eje central el trabajo que se realiza en el comedor, gracias a una empresa de catering con la que llevan todo ese tiempo preparando los menús escolares. Priman los productos ecológicos, algunos de ellos provenientes de su propia cosecha, de la Cooperativa Escolar «La Cajita Verde» que explota el huerto que tienen en el colegio cuidado por los propios alumnos.

«Viajando por España»


A ello se une el proyecto «Viajando por España» con el cual, cada mes, los escolares trabajan una ciudad de España para conocer sus monumentos, sus paisajes y también su gastronomía. Así, una vez al mes comen los productos tradicionales de esa zona en concreto. Este mes ha tocado el turno de Murcia y ayer los escolares que se quedan a comer en el comedor pudieron degustar sus platos más conocidos como la ensalada murciana, el caldero y el zarangollo. En este curso escolar ya han comido las delicias de Santiago, Madrid, Barcelona o Sevilla, entre otras ciudades, y el próximo mes el curso se cerrará con productos locales de Orihuela. «De esta manera los niños aprenden cosas sin memorizarlas, viviéndolas, y en este aspecto la gastronomía juega un papel importante», señala el director del colegio. Cada día, además, cuando acaban de comer, aprenden más sobre las propiedades de un alimento en concreto para que lo interiorice.

Un aspecto muy significativo del proyecto premiado es la entrega de la merienda a los alumnos de Infantil durante 3 meses de manera gratuita para todos estén o no en el comedor. «Nos han valorado también los desayunos saludables y el gran trabajo realizado en las Jornadas de Comida Ecológica, que cumplen ya 11 años», destacó Marzá. Un 90% de los alumnos comen una pieza de fruta en el almuerzo y un 100% de los de Infantil hacen su propio zumo de naranja exprimida una vez a la semana. Y solo la alimentación no es suficiente para una vida saludable, así que dentro de su proyecto «Sabor de Vivir» no faltan las actividades más físicas como la danza y la neurociencia en movimiento.

El colegio de Hurchillo, que ya cuenta con el sello de «vida saludable» otorgado por el Ministerio de Educación, lleva a rajatabla las políticas marcadas por los organismos sanitarios, como la Organización Mundial de la Salud y la Unión Europea, respecto a la meta de invertir la tendencia de la prevalencia de la obesidad infantil mediante el fomento de la alimentación saludable y la práctica de la actividad física, que marcan su proyecto premiado por el Ministerio a través de la Estrategia Naos. «Esto demuestra que en el colegio lo más importante es comer correctamente porque la Lengua o las Matemáticas se aprenderán con el tiempo, pero la alimentación es fundamental desde que entran en el centro», indica Marzá.

Libros


El director del colegio de Hurchillo quiso destacar el trabajo en la cocina del centro de la cocinera Polar Baldo y de la ayudante María del Mar Sáez por sus menús controlados por la nutricionista Laura López, junto a los monitores del comedor. El colegio tiene editados ya tres libros de cocina sobre recetas del comedor escolar y uno de alcachofas. El próximo curso tiene la intención de publicar un libro de recetas relacionadas con el poeta Miguel Hernández. El próximo mes de noviembre recibirá en Madrid el premio de la Estrategia Naos junto al resto de galardonados, entre ellos los hermanos Pau y Marc Gasol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook