01 de mayo de 2019
01.05.2019
Pilar de la Horadada

El equipo de gobierno de Pilar de la Horadada aprueba ahora el proyecto para gastar 3,8 millones para acabar La Paloma

La polémica decisión pretende culminar el proyecto impulsado hace 18 años y del que se tuvo que desmontar la parte superior en 2014.

01.05.2019 | 08:01
Recreación virtual del nuevo centro cultural sobre el antiguo edificio de La Paloma

El coste final superaría los 8 millones de euros con lo que ya hay invertido y los once si se ratifica la indemnización al empresario del aparcamiento. El objetivo es contar con un nuevo centro cultural "ante los graves problemas -reconoce ahora el equipo de gobierno socialista- que presenta la casa de cultura Mariana Baches". En el actual edificio ya se invirtieron cuatro millones y se abandonó por los sobrecostes. El PP considera "sospechoso" el interés del alcalde, que ya no concurre en las elecciones, por aprobar el gasto y el inicio del expediente de adjudicación a "cuatro semanas de las elecciones".

El actual equipo de gobierno de Pilar de la Horadada, presidido por el socialista Ignacio Ramos, ha comprometido 3,8 millones de gasto para las obras de terminación del polémico edificio La Paloma, en pleno casco urbano, junto a la Rambla. El objetivo es adecuarlo como nueva Casa de Cultura Mariana Baches. La decisión se adoptó en un pleno extraordinario el pasado lunes en el que además del visto bueno al proyecto se daba como iniciado el expediente de adjudicación de la obra.

La nota de prensa municipal no hace referencia a que el visto bueno es para recuperar el edificio abandonado en 2006 e iniciado en 2001; ni al presupuesto necesario para terminarlo. Se centra exclusivamente en la necesidad de que el municipio cuente con una nueva dotación cultural que amplíe la actual de la Casa de Cultura Mariana Baches.

Los once votos a favor son del PSOE y del edil independiente de izquierdas de Vecinos por el Pilar, Francisco Albaladejo -muy crítico en su día con esta iniciativa-. Los diez concejales de PP y Unión Pilareña, se abstuvieron, no sin antes resaltar que «no entienden las prisas del alcalde por aprobar un proyecto tan controvertido a escasas 4 semanas de las elecciones municipales. Elecciones a las que no va a concurrir el actual alcalde Ignacio Ramos. Tanta prisa nos parece sospechosa de ocultar otros intereses personales o de otro tipo», indicaron.

El Ayuntamiento de Pilar de la Horadada adjudicó en 2001 a una Unión Temporal de Empresas liderada por la constructora Urdemasa con Intersa, la construcción de la dotación cultural, que incluía un aparcamiento subterráneo y un auditorio cubierto, además de un singular mirador en forma de Paloma. En el mismo pleno en el que se adjudicaba la obra, el municipio aceptaba la venta a Intersa (para edificar viviendas) de los 10.000 metros cuadrados que le correspondían al municipio por cuota de urbanización en la ejecución un plan urbanístico en Torre de la Horadada. Algo que la empresa obtuvo, según la oposición al PSOE de entonces, a un precio muy inferior al del mercado inmobiliario en pleno boom.

En aquel contrato la adjudicataria asumía el coste de la construcción del aparcamiento subterráneo a cambio de su explotación. El resto del proyecto, valorado en 2,4 millones de euros, era gasto de las arcas municipales. Pronto comenzaron los sobrecostes del espectacular edificio.

Ignacio Ramos colocó la primera piedra del proyecto en diciembre de 2001. Cuando el gasto rebasaba ya los cuatro millones de euros, en 2006, la obra se paralizó porque superaba ampliamente el valor por el que la legislación exige para que se realice un proyecto modificado y una nueva adjudicación. Años después la UTE adjudicataria llevó al juzgado al Ayuntamiento por no poder terminar la obra -y por lo tanto no poder explotar el aparcamiento-. Reclama 2,3 millones de euros de indemnización con lucro cesante e intereses de demora. Ganó la demanda ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV). El municipio ha recurrido en casación ante el Tribunal Supremo, con escasas perspectivas de éxito. Si finalmente se lleva a cabo, y además los juzgados dan la razón al adjudicatario del aparcamiento, el coste final del proyecto se situaría en torno los once millones de euros: los más de cuatro ya invertidos, los 3,8 necesarios para terminar la obra, el coste de la demolición del remate de La Paloma en 2014 y la indemnización de más de 2,3 millones exigida por la empresa.

Los populares sí creen que es necesario un nuevo espacio cultural pero consideran que si un proyecto lleva desde 2001 sin poder resolverse es "que las cosas se han hecho muy mal". Fue el exalcalde Fidel Ros, actualmente concejal en la oposición, el que decidió en 2014 derruir la zona más alta de la Paloma que tras casi diez años de abandono amenazaba con desplomarse. El gobierno local presentó un proyecto en 2016 para terminar el edificio con un coste de 4,2 millones que se ha rebajado a 3,8 porque ya no contempla ni tan siquiera el auditorio al aire libre que se planeó inicialmente. 

Para el equipo de gobierno socialista "Pilar de la Horadada necesita urgentemente un nuevo "continente" para su cultura. Desde el año 1994, en el que se inauguró la Casa de Cultura, su población se ha triplicado y las actividades han ido creciendo, pero siempre de forma limitada, ya que el problema ha sido la ausencia de disponibilidad en infraestructuras adecuadas para ello. Esto ha ocasionado una gran cantidad de material en depósito por parte del Museo Arqueológico Etnológico Municipal Gratiniano Baches, que no puede ser expuesto en sus salas. Sus registros han pasado de 1.200 a 67.285 en este último cuarto de siglo, además, este museo no ha podido desarrollar el proyecto de difusión de arte local por no disponer de salas para ello. Las características de la actual Biblioteca Pública Municipal recuerdan "más bien a las decimonónicas, por ello es necesaria un espacio para que la biblioteca exponga sus volúmenes en horizontal, facilitando el acceso a los usuarios y aportará comodidad a los más pequeños. Contará con unas salas de tamaño apropiado e insonorización que permita la concentración de todos los que necesiten su uso. Un espacio exclusivo y seguro para los niños y niñas y una sala de uso a internet con condiciones adecuadas". Los más de 32.000 ejemplares que han supuesto un importante crecimiento bibliográfico ha generado un gran volumen de almacenaje en otros edificios municipales. 

Graves problemas

La información municipal desvela "graves problemas de infraestructura y espacio en el actual centro de cultura" -ahora que se pretenden resolver- . En este sentido indica que el nuevo Centro Cultural Mariana Baches "acondicionará aulas para talleres que desempeñarán la labor educativa que se encuentra incluida tanto en el Museo como en la Biblioteca municipal y solucionará los graves problemas de humedad que sufre la actual Casa de Cultura por no disponer de aislamiento ni en planta ni el alzado". "Esto ocasiona un peligro tanto para el continente patrimonial que alberga como para la salud de los visitantes que se acercan a ella".

El Ayuntamiento anticipó la convocatoria del pleno en el que se resolvió este punto el pasado lunes a los medios de comunicación pero en la web municipal, en la que se difunde la grabación de cada uno de los plenos, la sesión no ha sido incorporada todavía.

 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook