24 de abril de 2019
24.04.2019
Orihuela

Cae parte de la Torre Taifal seis meses después de anunciarse su conservación

El edil de Patrimonio lamenta «que no hayamos llegado a tiempo» y asegura que tiene una partida de 84.000 euros para proteger lo que queda en pie - Los grupos conservacionistas critican la «dejadez» del Ayuntamiento

23.04.2019 | 23:11
En el suelo se ven los restos caídos de la Torre Taifal.

Más de ocho siglos de historia por los suelos. Es la sensación que queda tras la caída este pasado fin de semana de parte de la Torre Taifal del conjunto defensivo de las murallas y Castillo de Orihuela, uno de los escasos restos que quedan en pie. Es, sin duda, uno de los elementos más representativos del entorno del Castillo. El enorme trozo de la torre se derrumbaba como consecuencia del temporal de lluvia y viento que ha azotado la provincia de Alicante durante varios días. Se trata del saliente de la Torre Taifal que, tras su caída, ha desfigurado la visión de este elemento emblemático de las antiguas murallas que son Bien de Interés Cultural (BIC). Es una de las escasas construcciones islámicas que quedan en la ciudad. La Torre de la Taifa es una de las escasas construcciones que todavía es referencia visual desde la base de la sierra, entre las que destacan todavía parte del lienzo de las murallas, las murallas del albacar y restos arqueológicos que coronan la sierra de San Miguel.

El derrumbe de parte de la historia de Orihuela llega seis meses después de que el concejal de Patrimonio, Rafael Almagro, anunciara una intervención de urgencia en la Torre Taifal para conservarla. Actuación que aún está esperando a que se produzca. Almagro lamentó ayer «que no hayamos llegado a tiempo, es una lástima». En declaraciones a INFORMACIÓN el responsable del patrimonio oriolano aseguró que está reservada una partida presupuestaria de 84.256,05 euros, desde el pasado mes de octubre, relativos al expediente 26638/2018 que se denomina «Consolidación y Rehabilitación de la Torre de la Muralla de Orihuela». Sin embargo, el que aún no se haya hecho efectiva lo achaca a los trámites burocráticos. «La administración no da una respuesta rápida a este tipo de actuaciones porque se trata de un BIC y hay que pedir permisos y hacer proyectos y eso alarga los tiempos», indicó.

De hecho, esta partida no se va a liberar de inmediato «aunque espero que podamos actuar en pocos meses, pero no me atrevo a dar una fecha». El problema es que la estructura de la torre se encuentra bastante dañada y ha podido deteriorarse más tras el derrumbe de ese saliente, por lo que toda la torre puede estar en peligro si no se actúa de inmediato. «Se habilitó la partida presupuestaria para consolidar la Torre Taifal, después se hizo el proyecto y estuvimos esperando el visto bueno de la Conselleria, que ya ha llegado, y ahora está en Contratación en la fase de licitación y adjudicación de los trabajos», explicó Almagro. «¿Quién se iba a esperar que hubiera estas lluvias tan persistentes?», añadió. Esta actuación se aborda en el marco de las intervenciones que se requieren a corto plazo y al margen de las futuras previsiones del Plan Director de Conservación y Restauración del Castillo y las Murallas de Orihuela «que será la guía que tendrán los sucesivos gobiernos para actuar y conservar las murallas y el castillo», señaló.

Tristeza y rabia


Sin embargo, el derrumbe de parte de la Torre Taifal de Castillo y murallas de Orihuela, uno de sus elementos más valiosos y también en peor estado (en la lista roja de Patrimonio de Hispania Nostra), ha causado una mezcla de tristeza y rabia entre los colectivos conservacionistas que acusan de «dejadez» al Ayuntamiento de Orihuela. La asociación Amigos del Castillo fue una de las más críticas con la labor tanto del edil de Patrimonio, Rafael Almagro, como del arqueólogo municipal, Emilio Diz, a quienes acusa de «abandonar» el patrimonio oriolano. Su portavoz, Juan Ignacio Caballero, ha elevado una queja a la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte donde pide que actúe «ante la desidia y dejadez en funciones del Ayuntamiento de Orihuela». Caballero calificó ayer a la Torre Taifal como un «símbolo de Orihuela» recordando su historia y su pasado andalusí. «La torre necesita, desde hace tiempo, una actuación para reforzarla y consolidarla porque está muy mal y es un elemento que no podemos perder porque quien habla del Castillo de Orihuela le viene a la mente, lo primero, la Torre Taifal», señaló Caballero.

La Torre Taifal muestra grandes grietas que amenazan con resquebrajar lo que queda en pie a causa del paso del tiempo, de las condiciones meteorológicas y, sobre todo, de su falta de mantenimiento. «El derrumbe del trozo del lateral izquierdo ha sido un aviso muy serio de que cualquier tipo de movimiento en la torre u otras lluvias fuertes pueden provocar su caída total, y eso hay que prevenirlo y para eso están las administraciones», se queja el portavoz de Amigos del Castillo de Orihuela. Cambiemos Orihuela, por su parte, registró ayer una solicitud de información respecto al estado de la Torre Taifal donde demanda al Ayuntamiento que haga una valoración de los daños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído