22 de abril de 2019
22.04.2019

El temporal arrasa las playas de la Vega Baja tras dejar hasta 240 litros de lluvias

La peor parte se la ha llevado el mobiliario de los arenales preparado para la Semana Santa

22.04.2019 | 20:01

El temporal de lluvia y viento tiende a remitir en la Vega Baja tras causar auténticos estragos en la comarca. Las lluvias han dado un respiro esta mañana tras caer intensamente durante más de 24 horas seguidas, dejando hasta 240 litros por metro cuadrado en Torrevieja, la localidad que más ha sufrido el azote de las inclemencias meteorológicas. La peor parte se la han llevado las playas de la comarca, que han sido literalmente arrasadas. Apenas hay arena en las playas de Torrevieja y de Orihuela Costa, engullidas por el fuerte oleaje de este pasado fin de semana. Los daños son cuantiosos en el mobiliario. Pasarelas, lavapiés y papeleras han desaparecido o están con graves daños en algunos de los arenales como los de El Cura y Los Locos en Torrevieja o Cala Bosque y Cala Cerrada en La Zenia, Orihuela Costa. Ahora es el momento de evaluar las pérdidas, algo en lo que los técnicos de los diferentes ayuntamientos llevarán a cabo a partir de mañana. 

En Torrevieja la ciudad trata de volver poco a poco a la normalidad tras el caos de los últimos dos días. Algunas de las calles siguen cortadas, como en la Torreta III debido a las inundaciones. Las balsas para contener las aguas pluviales en esa zona de Torrevieja no dieron abasto y se desbordaron. El transporte público también ha sido restablecido tras un fin de semana en el que ha tenido que ser suspendido. Los accesos y salidas a la localidad llegaron a cerrarse tanto por la N-332 como por la CV-905, las dos principales carreteras que atraviesan el municipio. Protección Civil desalojó la zona de acampada de Lo Albentosa, junto al cementerio de La Mata, aunque algunas familias decidieron quedarse allí bajo su responsabilidad. Hoy está siendo un día de Mona algo atípico allí. Aunque había más de 1.450 solicitudes para acampar en este paraje municipal, hoy apenas unas 200 familias están allí pasando el Lunes de Pascua. Eso sí, las mesas de camping al aire libre han sido sustituidas por el interior de las tiendas de campaña o por pérgolas, carpas o algo menos sofisticado, pero muy eficaz, como son lonas para evitar que la lluvia arruine la comida familiar en un entorno lleno de grandes charcos. "Quiero felicitar especialmente el enorme trabajo de los voluntarios de Protección Civil durante este largo fin de semana", ha señalado el edil de Emergencias de la ciudad, Javier Manzanares. Sus voluntarios han tenido que colaborar, junto a los bomberos y la Policía, en las zonas que habían quedado anegadas por el agua. 

En esta localidad han caído hasta 237 litros por metro cuadrado en tres días lo que, según Proyecto Mastral, es el 85% de la lluvia que cae en todo un año, que es del entorno de 280 litros por metro cuadrado, lo que da una idea de la fiereza con la que el temporal se ha cebado con Torrevieja. 

En Orihuela tratan de recuperar sus playas tras haber sido barridas por el temporal de lluvia y viento. La arena ha desaparecido en muchos de sus arenales y el mobiliario será repuesto en los próximos días. "Como el agua de las pluviales en Orihuela Costa va en superficie y termina todo en las playas encuanto llega arrastra toda la arena", explica la edil de Playas, Luisa Boné. Varios metros de pasarela han desaparecido, así como lavapiés y papeleras, repuestos para los días de Semana Santa. El paseo marítimo de Cabo Roig continúa cortado al haberse desprendido parte del mismo tras el choque del fuerte oleaje. Lo que ya se ha abierto hoy son el paseo marítimo de La Zenia y el puente de Playa Flamenca, tras haber quedado inutilizados este fin de semana por las inundaciones en la zona. "Teníamos las playas listas para Semana Santa con la vista puesta ya en el verano, y ahora toca empezar de nuevo para dejarlas con todos los servicios, y eso será cuestión de dos semanas", indica Boné. 

En el casco urbano y pedanías de Orihuela, donde cayeron 115 litros por metro cuadrado, se ha producido la caída de varios árboles y de algunas farolas. "Muchos árboles y ramas han caído, lo que ha obligado a trabajar a los equipos de emergencia, y mucho cableado público ha quedado dañado", explica el edil de Emergencias de Orihuela, Víctor Valverde. El temporal dejó dos heridos en la localidad. Dos indigentes, de 37 y de 50 años, a los que se les cayó el techo de una vivienda en ruinas de la pedanía de Correntías donde se refugiaron para pasar la noche. El hombre de 37 años se llevó la peor parte y tuvo que ser rescatado por varios vecinos, los bomberos y la Policía Local tras quedar atrapado bajo los escombros. Fue el hombre de 50 años, herido leve, quien dio la voz de alarma tras el derrumbe. Ambos fueron trasladados al Hospital Vega Baja.

En el Barrio de Mariano Cases de Orihuela el desbordamiento de un azarbe obligó a cortar su acceso. Aunque el riesgo de desbordamiento del río Segura llegó a ser alto en la tarde-noche del sábado, finalmente el caudal no superó los límites, aunque en algunos puntos llegó a los 4 metros. En Rojales apenas se veían los ojos de su famoso puente. 


En Guardamar del Segura, el espejo de agua del puerto deportivo Marina de las Dunas acumula desde hace dos días toneladas de cañas y sólidos flotantes arrastrados por la crecida del río Segura. Estos residuos han llegado por la crecida del río por el cauce nuevo y además, al contrario de lo que sucede con la contaminación de los azarbes que se retiene en barreras en el cauce antiguo, estos residuos terminan en el mar, sin ser retirados,y luego en la arena de la playas o el lecho marino.

Los que lamentan pérdidas económicas son los hosteleros. Muchos de los turistas decidieron acortar su estancia en el litoral de la comarca y el sábado hicieron las maletas tras ver la situación inestable que amenazaba con arruinar el puente, como así lo ha hecho. Ahora tienen su vista puesta en el puente del 1 de mayo donde esperan que el tiempo, esta vez, permita llenar sus terrazas y los establecimientos hoteleros. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook