03 de abril de 2019
03.04.2019

El Paisaje Protegido de Escalona carece de brigada forestal a los 6 meses de crearse

Solo dos agentes ambientales se ocupan de la vigilancia del espacio natural de 10.600 hectáreas y de las iniciativas de divulgación y visitantes

02.04.2019 | 23:18
El Paisaje Protegido de Escalona carece de brigada forestal a los 6 meses de crearse

Solo dos agentes ambientales velan por la vigilancia del Paisaje Protegido desde la creación de esta figura de protección a finales de octubre del año pasado. Además el espacio que se extiende sobre unas diez mil seiscientas hectáreas carece de brigada forestal, vital para sostener un mínimo de trabajos de conservación, seis meses después.

La Conselleria de Medio Ambiente incumplió su promesa de declarar Parque Natural la Dehesa de Campoamor y Sierra Escalona. Optó por una figura a medio camino denominada Paisaje Protegido con la promesa de seguir trabajando en el objetivo inicial comprometido por el presidente Ximo Puig en las elecciones de 2015 con colectivos conservacionistas y vecinales. Reclamaban esta figura de protección dede hacía más de 15 años. Y con la garantía de que con el Paisaje Protegido se pueden desarrollar instrumentos de vigilancia, conservación y divulgación del espacio similares a los que desarrolla un parque natural, como es contar con agentes ambientales, una brigada forestal o un centro de visitantes y un director.

El Paisaje Protegido comprende diez mil hectáreas de pinadas y suelos agrícolas de secano y regadío, en su mayor parte en manos de particulares, que se extienden entre los términos municipales de Pilar de la Horadada, Orihuela y San Miguel de Salinas, entre el interior de la comarca y casi la primera línea del litoral en la Dehesa de Campoamor y conexión con el mar a través de las ramblas del río Nacimiento y río Seco. La sierra, que apenas roza los 300 metros de altura, alberga la mayor densidad de población de búho real del mundo y es hábitat de otras muchas rapaces amenazadas.

Desde hace unas semanas dos agentes medioambientales están destinados al paraje. El Ayuntamiento de Pilar de la Horadada ha cedido un local provisional que hace las veces de centro de visitantes en la urbanización de Pinar de Campoverde -aunque la Generalitat difunde poco la labor que ya han comenzado a desarrollar-.

Estos agentes ambientales que también realizan tareas de inspección y vigilancia en otras zonas de la comarca. El Consell llevó a cabo hasta el mes de noviembre, tras las denuncias de Amigos de Sierra Escalona, un protocolo de colaboración con la Policía Autonómica para sancionar las intervenciones en el ámbito de la sierra y la dehesa con el objetivo de controlar actuaciones como la transformación de suelos sin autorización -a veces de secano a regadío sin dotación de agua- o en el peor de los casos roturaciones de masa forestal para ganar terreno agrícola y construcciones de viviendas ilegales.

También debería haberse puesto en marcha una brigada forestal compuesta por cuatro operarios. En los parques naturales realizan la función de labores de conservación. En el caso de Sierra Escalona y la Dehesa está pendiente todo el trabajo de señalización. Además estas brigadas, aunque no es su cometido, suelen respaldar esas labores de vigilancia.

Por ejemplo, el trabajo de las brigadas forestales han transformado en menos de cuatro años las zonas más populares del parque natural de Torrevieja y La Mata, con actuaciones que preservan las zonas más sensibles de las lagunas.

Marcha reivindicativa


Amigos de Sierra Escalona ha convocado para el próximo domingo una marcha reivindicativa de diez kilómetros para reclamar a la Generalitat una brigada forestal propia, el derecho a circular por las vías pecuarias -caminos públicos muchas veces cerrados por particulares- y la creación del Parque Natural. El lugar de encuentro es la plaza de San Miguel de Salinas a las diez de la mañana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook