15 de marzo de 2019
15.03.2019
Torrevieja

La interventora paraliza el presupuesto municipal de 2019 cuando ya está en vigor

La funcionaria cree que las reclamaciones del PP deberían abordarse en el pleno - La propia técnico informó de que no cumplen los requisitos legales

14.03.2019 | 23:18
Imagen del pleno del Ayuntamiento de Torrevieja.

El alcalde lamenta el retraso que genera la decisión y pide un informe a la secretaria.

Es un presupuesto municipal cuántico. Está en vigor al tiempo que no lo está. O eso dio a entender ayer el alcalde José Manuel Dolón (Los Verdes) en una comparecencia de prensa en la que anticipó la «buena noticia» de que las cuentas del Ayuntamiento de Torrevieja que se elevan a 90 millones de euros se publicaron en el boletín oficial, eran definitivas y han entrado en vigor. Segundos después el alcalde desveló que la misma interventora que informó que las reclamaciones del PP y una entidad local no se ajustan a las causas tasadas por la Ley de Haciendas Locales para que sean consideras como tales y no debían debatirse y votarse en el pleno, ha dicho ahora que deben abordarse en sesión plenaria, dejando el presupuesto en una especie de limbo administrativo, que a buen seguro va retrasar la aplicación del presupuesto. El primer edil ha solicitado a la secretaria general del pleno un informe jurídico para aclarar la situación.

El gobierno en minoría no había llegado a informar sobre el rechazo de las reclamaciones del PP -solo el edil de Hacienda, José Hurtado (Los Verdes) apuntó que no consideraba que cumplían los requisitos de para tratarlas en el pleno. Pero tampoco había hecho público que había mandado publicar la aprobación definitiva ni que las cuentas estuvieran vigentes. Hay ejemplos en los últimos años para todos los gustos de reclamaciones de la oposición que no se validaron por los técnicos pero luego sí se debatieron en pleno -en este caso las de 2014, presentadas además por José Manuel Dolón como oposición al PP- y de lo contrario en 2007 y 2008,que no se consideraron y el documento del presupuesto finalmente entró en vigor sin que se debatieran, tal como recordó ayer el alcalde.

El primer edil aseguró que del informe de la interventora en el que rechazaba las reclamaciones, fechado el 6 de marzo «se desprende» que daba luz verde a la entrada en vigor de las cuentas municipales, «y a tenor del mismo se decide publicar y aprobar de manera definitiva el presupuesto de 2019». Fuentes municipales apuntan a que los técnicos desconocían que fuera a publicarse. El 13 de marzo «se recibió un segundo informe» de Intervención en el que «sorpresivamente» se decía que el Presupuesto «no estaba en vigor porque las reclamaciones presentadas al mismo deben resolverse en pleno», dijo el alcalde.

El gobierno pudo sacar adelante las cuentas provisionalmente gracias a la ausencia de un edil del PP de viaje por Australia. Dolón dijo que «si la Ley de Haciendas Locales establece que las reclamaciones presentadas al presupuesto no se ajustan a las causas legales, lo que siempre se ha hecho es no admitirlas y, de manera automática entran en vigor las cuentas municipales». En este sentido, hizo referencia a las cuentas municipales de los años 2007 y 2008, «donde una vez fueron inadmitidas las reclamaciones, de manera automática se publicó el decreto de alcaldía y se aprobaron de manera definitiva los presupuestos». La diferencia entre las reclamaciones que presentaban Los Verdes y sí iban a pleno (2014) y las que presenta el PP es que las segundas sí lograrían mayoría para ser aprobadas.

El alcalde dijo que «tras la sorpresa inicial del segundo informe de Intervención que parece contradecir al anterior, lo que queremos es tratar de aclarar el asunto», con un informe jurídico a la secretaria del Ayuntamiento y si es preciso pediremos otro también a un órgano externo al consistorio». Dolón dijo que el gobierno está «muy tranquilo con este asunto, porque entendemos que no tiene ningún recorrido al no existir antecedentes de este tipo». El alcalde dijo la intención del equipo de gobierno, «y ya hay consenso para ello, es llevar las reclamaciones al Pleno, para dar cuenta de las mismas y explicar los motivos por los que no se han admitido, tal y como refleja en su primer informe la interventora, en ningún caso para que el Pleno las resuelva, una vez que desde Intervención se ha dejado claro que no pueden ser consideradas como tal».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído