12 de marzo de 2019
12.03.2019

El sector agroalimentario se unirá en un clúster para defender la marca Vega Baja

El alcalde de Orihuela asegura que la junta rectora del colectivo empresarial se creará en abril - Medio centenar de firmas se han interesado por la iniciativa

11.03.2019 | 23:12
El sector agroalimentario se unirá en un clúster para defender la marca Vega Baja

Funcionará como grupo de presión y de formación e innovación sobre la producción.

La creación de un clúster agroalimentario en la Vega Baja -bajo una misma marca y un grupo de presión ante las administraciones- parece que va más allá en esta ocasión de la expresión de una idea para reunir al sector cada vez que se aproxima el periodo electoral. Y aunque estemos en precampaña ahora sí hay un estudio de viabilidad rubricado por la Universitat de València (UPV) y la Escuela Politécnica Superior de la Universidad Miguel Hernández (UHM) de Orihuela, una fecha de puesta en marcha de la junta directiva y el compromiso de participación de un grupo importante de empresas -ayer la presentación del proyecto atrajo a cuarenta-.

Esa fecha sería el mes de abril, según aseguró ayer el alcalde oriolano Emilio Bascuñana (PP). Este estudio realizado «considera totalmente viable constituir el clúster -un conjunto de empresas- agroalimentario de Orihuela y la Vega Baja», según reiteró ayer el equipo de gobierno, que fue el que adjudicó el contrato para la elaboración del informe a principios de este mandato, y que ha liderado la iniciativa desde el sector público para dar el relevo a las empresas en el momento que el clúster eche a andar. El objetivo es que este conglomerado de empresas «busque el crecimiento, la innovación, la sostenibilidad y el desarrollo de Orihuela y la Vega Baja», según explicó el concejal de Industria oriolano, Miguel Ángel Fernández, que junto con Bascuñana, presentó la reunión de trabajo celebrada en el Hotel Tudemir de Orihuela en la que se desgranaron los avances en el diagnóstico de la viabilidad de esta iniciativa, que «han resultado ser positivos», según el edil, y propuso crear un foro de debate sobre las oportunidades de mejorar la competitividad del territorio.

«Desde el inicio de la legislatura dejamos claro que apostaríamos por el sector agroalimentario y la creación del clúster era una medida clave para el Ayuntamiento. Nuestro papel ha sido impulsarlo y ahora les toca a las empresas dar el paso, porque se ha demostrado la viabilidad y necesidad del proyecto», dijo Bascuñana. Al encuentro acudieron empresas del sector de la Vega Baja, en especial oriolanas, no solo productoras, también de transporte y logística, asociaciones agrícolas y entidades financieras.

El informe elaborado por ambas universidades urge la creación de una marca conjunta que aumente la dimensión comercial del territorio, ayude a reforzar la imagen de los productos de la comarca y mejore la formación en el sector con cursos específicos.

Según este estudio, en la zona existen «excelentes recursos hídricos, tierra fértil y un clima excepcional, una combinación del sector agroalimentario y del turismo, alto conocimiento, experiencia y cultura de trabajo en las unidades empresariales, capacidad emprendedora y de adaptación a cambios», y «una excelente reputación de producto de calidad», entre otros valores. «Como retos de futuro» sobre los que «hay que seguir trabajando, destaca la importancia de la colaboración y cooperación, además de abogar por incrementar la dotación de suelo industrial -la mayor parte de nuevas industrias están sobre suelo fuera de ordenación o tramitando complejos procedimientos de declaración de interés comunitario (DIC)- y establecer una plataforma logística o hub para depósito o intercambio de contenedores-.

También propone reforzar el acceso a la I+D y al conocimiento científico de la Universidad y los centros tecnológicos, seguir reivindicando más calidad y cantidad de agua, promover el cultivo bio-ecológico, mejorar el conocimiento e información de los mercados exteriores y la innovación empresarial.

Plan Territorial

El agroalimentario es el segundo sector en relevancia en Vega Baja por importancia económica. El alcalde oriolano destacaba ayer que se ha demostrado además el más estable y productivo en periodos de crisis -hay municipios como Albatera, Benferri, Rafal o Pilar de la Horadada donde genera más del 15% del empleo-.

En el borrador del Plan de Acción Territorial que elabora la Generalitat para la Vega Baja contempla la creación de este clúster con mucho recorrido hecho por la confluencia en la misma comarca de un tejido económico en torno a la agricultura y la transformación alimentaria y la exportación, con una de las zonas con mayor extensión agrícola de regadío de España. Pero con carencias como el puerto seco: la plataforma intermodal y nudo de comunicaciones de intercambio de mercancías y almacenamiento en contenedores con acceso a ferrocarril- que está previsto a medio plazo por la Generalitat y el Ministerio de Fomento en San Isidro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook