04 de marzo de 2019
04.03.2019
Orihuela

Bonig cede a las presiones de Génova y el PPCV nombrará a Bascuñana candidato en Orihuela

Aparicio, que fue propuesto el viernes como alcaldable por el comité local, acepta un pacto para ir de número 2 y será diputado provincial

04.03.2019 | 00:21
Bascuñana saluda en presencia de Dámaso Aparicio en un acto organizado por el Ayuntamiento. tony sevilla

Así se lo ha pedido la presidenta de los populares valencianos. El secretario general del PP García Egea anunciará el acuerdo hoy en su visita a la ciudad.

En política las cosas no son como parecen, y lo que hoy es blanco mañana es negro. Pero lo de Orihuela va camino de convertirse en un folletín. El PPCV no ratificará la propuesta que le fue enviada el pasado viernes por el comité electoral del PP de Orihuela, proponiendo al presidente local del partido Dámaso Aparicio como candidato, tras alcanzarse ayer un acuerdo para dar como bueno el pacto que se propuso hace dos semanas de que el cabeza de lista sea el regidor oriolano, Emilio Bascuñana, y que Dámaso Aparicio ocupe el segundo puesto de la lista y, además, pase a ser diputado provincial tras las elecciones, según confirmaron a INFORMACIÓN fuentes del PP.

Finalmente, la presidenta de los populares valencianos ha cedido a las presiones de Génova, que quería imponer a Bascuñana como candidato, y será el PPCV, que es quien tiene las competencias para designar alcaldables en ciudades de entre 20.000 y 100.000 habitantes, quien eleve la decisión de que el actual alcalde vaya como primero en la lista electoral del PP de Orihuela a los comicios.

El acuerdo se formalizó ayer a última hora de la tarde. Ha sido un fin de semana frenético de llamadas y de reuniones después de que el PP oriolano desafiara al líder del PP Pablo Casado, y designara como candidato a Dámaso Aparicio en contra de lo que quería la dirección nacional del partido, con la complicidad del PP provincial y del autonómico. Pero Génova ha dado un golpe en la mesa y ha obligado a Isabel Bonig a dar marcha atrás en su intención de defenestrar a Bascuñana.

El acuerdo alcanzado incluye una lista consensuada entre los dos «bandos» del partido, que eligirán tanto Aparicio como Bascuñana a partes iguales «para que estén representadas todas las sensibilidades» según explicaron a este diario fuentes populares. Aparicio, además, podrá elegir a la mitad de los asesores que le correspondan al PP por representación en el Consistorio -algo que no es baladí ya que con estos puestos se agradece la labor de quienes han estado cerca en momentos tensos como una campaña electoral-.

Las mismas fuentes señalaron que Bonig no tenía otra alternativa que ceder a las presiones de la dirección nacional del PP. El acuerdo alcanzado será hoy anunciado por el secretario general del PP nacional, Teodoro García Egea, que tiene previsto visitar hoy Orihuela y donde mantendrá un encuentro con el presidente local del partido, Dámaso Aparicio. El dirigente murciano del PP ha tenido mucho que ver en la decisión adoptada. Su apoyo era para Bascuñana, como el de Pablo Casado, y en la reunión que se celebró hace un par de semanas en Murcia -donde se acordó el pacto que ayer fue aceptado- fue quien estuvo presente junto a Bonig y Aparicio. Su visita anunciada para este lunes fue lo que precipitó la decisión adoptada el pasado viernes por el comité electoral local de proponer a Aparicio, y así tomar ventaja antes de que, como previsiblemente iba a ser así, García Egea escenificara el apoyo del PP nacional a Emilio Bascuñana. Hoy tendrán tiempo de limar todos diferencias, o no, en la comida a la que acudirán los populares en el Casino.

La dirección regional, con Isabel Bonig a la cabeza y con la oriolana Eva Ortiz como número 2, no han escondido en estos meses que no querían a Bascuñana como candidato a la Alcaldía y que mantienen una muy buena relación con Aparicio. Ahora, el PP nacional les ha enmendado la plana y ha desacreditado su decisión, que realmente la tienen como marcan los estatutos, lo que crea un precedente.

El presidente local del PP quiere imponer en los primeros puestos a sus personas de más confianza como son Begoña Cuartero, secretaria general del partido, o a Juan Gómez, responsable de Nuevas Generaciones, que ocuparían puestos con posibilidades de ser elegidos concejales. Bascuñana también impondrá los suyos.

En cualquier caso, ser el número 2 para Aparicio podría acercarle a la Alcaldía si, finalmente, la Conselleria de Sanidad termina llevando a Bascuñana al juzgado tras el informe de la Inspección Sanitaria que asegura que estuvo seis años cobrando sin trabajar, algo que él niega, en una etapa en la que compaginó su actividad en la presidencia provincial de Cruz Roja. Las conclusiones del informe ya están terminadas y en el entorno de Aparicio no se explican el por qué aún no han salido a la luz, lo que esperaban que alejaría las aspiraciones del regidor para repetir en el cargo quien nunca ha dejado de confiar en que sería finalmente el candidato del PP en Orihuela porque tenía el respaldo de la plana mayor de su partido, como así ha sido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook