28 de febrero de 2019
28.02.2019

Un juez valida la playa canina de Cala del Moro de Torrevieja

El juzgado avala la decisión del Ayuntamiento de acotar el tramo para perros con dos informes técnicos

27.02.2019 | 22:12
Imagen de la playa canina de Cala del Moro-Mal Paso, que se ha hecho muy popular entre los bañistas acompañados con sus mascotas.

La sentencia sostiene que no era necesario consultar a la comunidad de vecinos que había recurrido.

El Juzgado de Lo Contencioso Número 1 de Elche acaba de avalar la decisión del Ayuntamiento de Torrevieja de crear el pasado verano una playa canina en la Cala del Moro-Cala del Mal Paso. Los vecinos de la comunidad de propietarios de Cala del Moro llevaron la decisión municipal ante el juzgado. Consideraban que el Ayuntamiento debería haberles consultado antes de tomar esa decisión, y además alegaban que la administración local había adoptado el acuerdo sin motivarlo.

El juzgado, sin embargo, explica que la resolución municipal está suficientemente fundamentada con dos informes de los técnicos municipales. Uno realizado por la Policía Local y otro rubricado por el biólogo municipal. Este último recomendaba esta zona como la mejor del litoral torrevejense. También se escogió un tramo de la playa del paseo de Punta Margalla. «Por lo tanto, la decisión del Ayuntamiento de Torrevieja se encuentra perfectamente motivada y basada en datos y consideraciones técnicas de necesidad», aclara la jueza en el fallo al que ha tenido acceso INFORMACIÓN. Y añade que la administración local no necesita «una determinada extensión de la motivación jurídica, ni un razonamiento explícito exhaustivo y pormenorizado de todos los aspectos y perspectivas» de sus decisiones.

Los vecinos, que protagonizaron varias protestas, que en algunos casos llegaron a enfrentamientos verbales y tensión entre bañistas y residentes, mantenían en su contencioso que no fueron consultados por el Ayuntamiento. La jueza indica que en lo que «respecta al trámite de audiencia a los interesados, yerran (los demandantes) toda vez» que la Comunidad de Propietarios no «ostenta condición alguna de interesados» porque no les confiere «dicha condición» ni en la ordenanza municipal reguladora del uso de las playas, ni por la ley de Procedimiento Administrativo.

Los vecinos afectados intentaron parar la iniciativa reclamando al juzgado medidas cautelares que fueron denegadas en pleno verano. Antes de que se dispusiera este tramo de playa como apto para que acudieran perros al baño la playa de la Cala del Moro era poco conocida por el resto de visitantes de Torrevieja. Está ubicada en una zona donde comienzan los acantilados del litoral torrevejense, entre La Mata y Torrevieja. Cuenta con una pequeña cala de arena y el resto es acantilado bajo con roca. Costas dispuso una instalación de madera en rampa para mejorar el acceso.

La edil de Protección Animal, Carmen Morate (Los Verdes) mostró ayer su satisfacción por la resolución judicial -que es recurrible en apelación ante la Audiencia-. La edil, firme defensora de las playas caninas, indicó que la sentencia confirma que no el Ayuntamiento actuó respetando la legalidad en todo momento. La misma fuente indicó que el modelo establecido de forma provisional por el que se fijaron dos tramos, uno en la Cala del Moro y otro en Punta Margalla, «no es perfecto», pero que el municipio ha ganado en experiencia en estos meses que le servirá a la hora de designar un emplazamiento definitivo. Para este fin el equipo de gobierno sigue trabajando, según aseguró, en preparar una consulta popular coincidiendo con las elecciones municipales de mayo. Hacer coincidir la consulta con la cita electoral fue una recomendación de los técnicos para que se pueda acceder legalmente a los censos. Según la misma fuente este expediente está en manos del departamento municipal responsable de la gestión y organización de las elecciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook