18 de febrero de 2019
18.02.2019
Torrevieja

Cuatro agresiones a guardias civiles en un día revelan su falta de medios

La AEGC denuncia la carencia de sprays antiagresiones o de porras extensibles en uno de los puestos de mayor actividad del país

17.02.2019 | 22:02
Cuatro agresiones a guardias civiles en un día revelan su falta de medios

Los tres altercados a los que han tenido que hacer frente en 24 horas acaban con 4 detenidos

Fin de semana tenso para los agentes de la Guardia Civil que patrullan en Torrevieja. Cuatro de ellos han tenido que recibir asistencia sanitaria después de haber sido agredidos en tres altercados a los que han tenido que acudir en tan solo 24 horas. Los guardias civiles agredidos se han enfrentado a varias situaciones muy complicadas por la agresividad de sus autores. En total la Benemérita ha llevado a cabo cuatro detenciones en Torrevieja en un día por atentado a agente de la autoridad, entre otros delitos. Las agresiones sufridas revelan la falta de medios de autodefensa que tienen los agentes de la Guardia Civil del puesto de Torrevieja, uno de los de mayor actividad del país.

Los cuatro guardias civiles agredidos se han tenido que enfrentar a un caso de violencia de género que terminó con la agresión a uno de ellos y a un policía local de Torrevieja, como adelantó ayer INFORMACIÓN, a otro altercado con dos individuos de nacionalidad polaca que agredieron a una pareja de agentes de la Benemérita y a una pelea en la que resultó herido uno de los guardias civiles que acudió al aviso. Todas estas agresiones en un solo día a los agentes de la autoridad han hecho despertar las críticas de la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) por la falta de medio de autodefensa y de efectivos en el puesto de Torrevieja.

Sin dotación

La AEGC denuncia que los guardias civiles han tenido que hacer frente a esas tres situaciones peligrosas sin tener a su disposición ni sprays antiagresiones ni porras extensibles, para las que, paradójicamente, la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante ya les ha dado un curso de manejo «pero se le ha olvidado entregar el material para su protección», critican desde el sindicato. «Ya no es que no se haya dotado a cada agente de uno de estos elementos disuasorios, es que ni siquiera están de dotación para las patrullas», insisten. «No tenemos capacidad de respuesta ante este tipo de agresividad a la que en ninguna cabeza cabe que se tenga que responder haciendo uso del arma reglamentaria, pero sí de estas autodefensas» dice la AEGC en un comunicado.

Afortunadamente, las lesiones producidas por los cuatro individuos detenidos son leves, pero desde la AEGC señalan que podían haber sido más graves y todo por una falta de medios que, aseguran, llevan tiempo reclamando. Los agentes exigen una mayor protección tanto física como jurídica durante el ejercicio de sus funciones. Recuerdan que las agresiones a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han ido en aumento en los últimos años. «En la AEGC estamos convencidos de que una de las razones de este incremento es la impunidad que tienen jurídicamente estas acciones, esto hace que nos sintamos indefensos por partida doble: porque nuestro sistema judicial al no considerarnos autoridad las penas que conllevan estas agresiones son menores y, porque, en la mayoría de los puestos, como ocurre en el de Torrevieja, se carece de material de autodefensa», señala un portavoz de la AEGC.

Impunidad

Este sindicato denuncia la «impunidad» que hay ante las agresiones a los agentes de la Guardia Civil y exigen ser considerados autoridad «como lo son los jueces, profesores o médicos y que se celebren juicios rápidos cuando se produzca una agresión a un guardia civil porque ¿quién se va a encargar de que, por ejemplo, los agentes agredidos por los dos ciudadanos polacos al menos cobren las indemnizaciones que les correspondan? ¿Es que alguien se cree que estarán aquí para responder de sus actos dentro de uno o dos años cuando se celebre el juicio?».

Los guardias civiles de Torrevieja piden poder sentirse seguros cuando salen a patrullar, precisamente, para la seguridad de los ciudadanos en una ciudad con un elevado índice de delincuencia. Esperan ser escuchados por las autoridades y que les doten del material de autodefensa que necesitan, al igual que, recientemente, les han entregado tres vehículos con mampara, algo que llevaban años reclamando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído