17 de febrero de 2019
17.02.2019
Guardamar del Segura

Un tesoro entre dunas y pinar

Una jornada de puertas abiertas permite descubrir los yacimientos arqueológicos de La Fonteta que están en proceso de rehabilitación e investigación

16.02.2019 | 22:15
Un tesoro entre dunas y pinar
Un tesoro entre dunas y pinar
Un tesoro entre dunas y pinar

Más de 100 personas participan en la visita guiada para conocer las excavaciones.

Dos de los yacimientos arqueológicos más excepcionales de todo el Mediterráneo como son la Rábita Califal del siglo X y la ciudad amurallada fenicia de La Fonteta, de los siglos VIII-VI antes de Cristo, se abrieron al público en la mañana de ayer con motivo de la celebración de una jornada de puertas abiertas, que se enmarca dentro del proyecto de turismo cultural que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Guardamar del Segura.

La actividad programada estuvo dividida en dos partes. Por la mañana, una visita guiada por grupos, dirigida por un técnico y con un itinerario por el recorrido balizado con el objetivo de dar a conocer las obras de restauración y puesta en valor de la zona arqueológica. Con un horario de 10 a 13.30 horas más de un centenar de personas, entre adultos y niños, y organizados en siete grupos, conocieron el enclave de la mano de las arqueólogas Esther Berral y Esther López que, de manera didáctica y comprensiva, explicaron la historia de estos yacimientos en los que están desarrollando su trabajo desde el pasado verano, cuando se iniciaron las tareas de investigación y restauración en esta zona arqueológica que alberga el municipio entre dunas y pinar.

Por la tarde, la jornada continuó con una serie de conferencias ofrecidas en el edificio de Casa de Cultura que alberga el Museo Arqueológico de Guardamar (MAG) donde se abordaron los trabajos de investigación y restauración que se están realizando en el yacimiento islámico de la Rábita Califal y en el entramado urbanístico de época fenicia de La Fonteta, conjunto declarado Bien de Interés Cultural. Estas conferencias, que se iniciaron a las 17.30 horas con el proyecto de «Puesta en valor de la Rábita y La Fonteta», a cargo de representantes de la Dirección General de Cultura y Patrimonio, dio paso a la ponencia «Los fenicios en Guardamar» ofrecida por Alberto Lorrio Alvarado, catedrático de la Universidad de Alicante, y la de «Los Fenicios en la Península Ibérica», de Mariano Torres Ortiz, Doctor en Geografía e Historia y especialista en Prehistoria de la Universidad Complutense.

La rueda de conferencias concluyó con Pierre Rouillard, investigador del Centre National de la Recherche Scientifique, que acercó a los allí presentes una charla sobre «Los fenicios en el Mediterráneo». Para la concejal de Cultura y Patrimonio, Pilar Gay, esta iniciativa «es una forma de unir patrimonio histórico con turismo y sentar las bases para el cada vez más demandado turismo cultural», consideró la edil.

Durante la visita se dio a conocer el hallazgo de un antemural de adobe que forma parte del sistema defensivo de la ciudad fenicia y que servía para frenar el avance de la arena, según una investigación arqueológica. También se han localizado murallas de hasta cuatro metros de altura -que originalmente podrían medir entre 10 y 12 metros-, viviendas adosadas a los muros y piezas y fragmentos cerámicos que serán consolidados y musealizados.

El proyecto de consolidación de los restos arqueológicos de La Fonteta se inició el verano pasado con una dotación económica de 669.673 euros, interviniendo en la dirección facultativa Rosario Berjón, Rafael Lorente y Antonio Adsuar, y en la dirección arqueológica José Luis Simón y José Antonio López. La ejecución de los trabajos de excavación, restauración y conservación, y puesta en valor de este enclave arqueológico se espera que concluyan el próximo mes de octubre con el objetivo de abrir al público este lugar que lleva 27 siglos protegiéndose del avance de la arena.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook