09 de febrero de 2019
09.02.2019
Orihuela

Los trabajadores del polideportivo de la Costa llevan 2 meses sin cobrar

Cambiemos desvela que la empresa que realizó el informe para su explotación mantiene relación con la UTE adjudicataria

08.02.2019 | 22:09
Instalaciones del Centro Deportivo Municipal de Orihuela Costa.

La situación en la que se mantiene la explotación del Centro Deportivo Municipal (CDM) de Orihuela Costa es cada vez más insostenible. Los 22 empleados de estas instalaciones municipales, que gestiona una UTE de 3 empresas, llevan desde diciembre sin cobrar sus nóminas. El Ayuntamiento de Orihuela se solidariza con los empleados y reclama a la UTE que pague a sus trabajadores. El edil de Deportes, Víctor Valverde, lamentó «que el Consistorio no puede hacer nada, porque son trabajadores de la adjudicataria pero el conflicto que mantiene con el Ayuntamiento no lo tiene que hacer pagar con los empleados».

Valverde se refiere al impago de las facturas a la adjudicataria por parte del Ayuntamiento. Desde agosto de 2018 están pendientes de pago y el edil de Deportes lo justifica por los incumplimientos de la UTE. «La adjudicataria está sujeta a una fiscalización y al detectar incumplimientos se les ha denegado el pago de las facturas para que las corrijan». La UTE tiene una concesión administrativa, que le permite también recaudar las tasas, y el Ayuntamiento le paga la diferencia entre lo que ellos recaudan y el gasto que tienen para que esas instalaciones permanezcan abiertas y ofreciendo el servicio. «En esos gastos hay cosas que se pagan y otras que no se pueden pagar y hay un desequilibrio porque pasan gastos como mantenimiento del centro que no estamos de acuerdo en asumirlos» dijo Valverde quien recordó que «tenían que haber ofrecido al Ayuntamiento, en 2014, un edificio multisalas de 1.000 metros cuadrados y no lo han construido y eso fue ya objeto para que el Consistorio decidiera la rescisión del contrato junio el pasado mes de junio».

La UTE adjudicataria dejó en la recepción del polideportivo, esta semana, un escrito en el que informa a los usuarios de las instalaciones que «el Ayuntamiento no nos paga». En la nota indica que desde el año 2016 el Ayuntamiento paga con retraso todas las facturas y que no se pagaron hasta diciembre de 2017 «un año después de emitirse». La situación no mejoró en 2018 donde «se llegaron a acumular 5 facturas sin pagar», se queja la empresa quien explica que desde agosto de 2018 hasta enero de este año son ya 6 las facturas pendientes de pago «y no nos dan previsiones de cuándo se pueden cobrar». Los responsables de la UTE culpan al Consistorio que por ese motivo «el Centro ha tenido que ir 'sobreviviendo' con los recursos que ha ido generando, los ahorros existentes, los préstamos y las pólizas que ha tenido que ir solicitando con diferentes entidades financieras».

Por si fuera poco, Cambiemos denunció ayer las presuntas irregularidades que hubo en la adjudicación del contrato, tras destapar esta semana que la gestión privada del CDM hacía perder al Ayuntamiento 782.000 euros. El edil Javier Gracia explicó que en 2016, previo a su adjudicación, fue encargado un informe a una empresa para el estudio de la explotación del Centro Deportivo Municipal (CDM) de Orihuela Costa y «nuestras pesquisas nos hicieron sospechar que la misma empresa que realizó el informe tiene presuntamente una relación con la adjudicataria, y lo pusimos en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción». Gracia señaló que el hecho supondría, presuntamente, «que la participación de la empresa que realizó el estudio diseñara un contrato a su medida, y posteriormente fuera beneficiaria, de la adjudicación». La empresa que realizó el estudio de viabilidad de la gestión privada del CDM cobró más de 16.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook