06 de febrero de 2019
06.02.2019

Derriban un edificio en la zona centro de Torrevieja que amenazaba ruina

El propietario pidió acelerar la demolición al alertar de varios daños que podrían poner en peligro la estructura

06.02.2019 | 00:14
Imagen de los operarios preparando el derribo ayer.

La empresa ha obtenido permiso para cortar la calle durante todo este fin de semana. El derribo mejorará la imagen del encuentro de Miércoles Santo que se produce en ese cruce del centro del casco urbano.

Los trabajos previos a la demolición del edificio de la esquina de la calle María Parodi con Ramón Gallud comenzaron ayer. La demolición de este inmueble de planta baja y tres alturas se abordará durante todo el fin de semana -lo que obligará al corte de los viales-. El empresario local que se hizo con el edificio hace aproximadamente un año pidió al Ayuntamiento agilizar los trámites a la hora de autorizar la demolición: una vez que se detectaron daños en las vigas de hormigón con el interior de hierro fracturado hacia el exterior y que podrían en peligro la propia estructura de la edificación.

Durante más de una década sobre el inmueble, construido en la década de los años sesenta, recaía un expediente de ruina. Una red intentaba evitar la caída constante de cascotes a la acera y la calzada. El Ayuntamiento instó al propietario a realizar una rehabilitación integral del inmueble o a derruirlo. La reforma costaba tres veces más que el derribo y además no garantiza el acabado de las viviendas, según fuentes cercanas a la propiedad, por lo que optó por un derribo que ahora se ha precipitado. Ayer operarios de la empresa especilizada comenzaron a actuar sobre la zona de la terraza para evitar escombros en la demolición sobre el resto de edificios. La firma tiene concedido el corte de calle durante buena parte de la jornada del sábado y el domingo.

El inmueble estuvo habitado hasta hace unos cinco años. Las redes de protección y su lamentable estado de conservación afean esta zona neurálgica del centro de Torrevieja, además de suponer un peligro al paso de peatones. El derribo también afecta, para bien, los actos religiosos de Semana Santa. Este cruce es el escenario del multitudinario encuentro del Miércoles Santo.

Varias parcelas del centro están sin edificar tras la demolición del edificio que las ocupaba, a escasos metros de la que va a quedar como solar. En algunos casos los solares llevan sin levantarse desde antes de la crisis. En Torrevieja el sector comenzó a recuperarse en 2014 aunque lo hace de forma desigual.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook