06 de febrero de 2019
06.02.2019

Orihuela pierde 782.000€ con la gestión privada del polideportivo de la Costa

Cambiemos desvela que la contrata de las únicas instalaciones municipales deportivas en el litoral no ha ejecutado la mejora en la concesión de un edificio multiusos de mil metros cuadrados prevista desde 2014

06.02.2019 | 01:28
Orihuela pierde 782.000€ con la gestión privada del polideportivo de la Costa

El equipo de gobierno ha iniciado la resolución del contrata y reclamará la indemnización equivalente por la falta de construcción de la instalación y ha dejado de abonar parte de la facturación mensual que le reclama la empresa -en torno a 20.000 euros mensuales desde 2010- por el mantenimiento y gestión del polideportivo.

La concesionaria de la gestión del único polideportivo municipal de la Costa no ha ejecutado un edificio de mil metros cuadrados valorado en 682.000 euros, según desveló ayer Cambiemos, aportando el expediente municipal para rescindir la contrata. Además, durante el periodo de concesión desde 2010 la empresa UTE CDM Orihuela Costa ha recibido unos 240.000 euros anuales del Ayuntamiento como contraprestación de los servicios que ofrece en las instalaciones -gastos de personal y mantenimiento-.

De esa cantidad el Ayuntamiento ha certificado que debería devolver o dejar de cobrar desde ahora cien mil euros, precisamente porque en su contabilidad figuraba como coste la ejecución futura del edificio y porque el municipio entiende que la empresa factura por prestaciones que el pliego que debe asumir la propia firma y no el Ayuntamiento. La empresa también ingresa por las tarifas de los usuarios. En total, 782.000 euros. Es lo que se desprende del informe con el que el Ayuntamiento ha argumentado la tramitación de la resolución del contrato y que desveló ayer el portavoz de Cambiemos, Carlos Bernabé.

Orihuela Costa, con unos 30.000 vecinos cuenta durante todo el año empadronados, carecía de un polideportivo. Durante el mandato de la alcaldesa Mónica Lorente se ideó una fórmula para paliar esta grave carencia de dotaciones públicas. El Ayuntamiento asumió la aportación de terrenos y la construcción de las infraestructuras y privatizó la gestión del día a día, algo poco habitual en la administración local para el caso de instalaciones deportivas, que suelen ser gestionados de forma directa.

Este Centro Municipal de Deportes se puso en marcha en noviembre de 2010. Cuenta con 24.0000 metros cuadrados e instalaciones como piscina cubierta de 25 metros, pistas de padel, tres pistas de tenis, pistas polideportivas y zona runnig. El contrato se adjudicó hasta 2022 y el resultado, al margen de la experiencia de los usuarios, y a tenor de la reclamación e informes municipales que comenzaron a emitirse en 2015, no es muy positivo. Ni para los usuarios, con quejas sobre los precios y servicios que se prestan, ni mucho menos para las arcas municipales.

«Estafa»

En el contrato administrativo figura una cláusula que consta como «mejora sin coste» para el Ayuntamiento de Orihuela para la construcción de un edificio de salas deportivas, con sala de musculación, sala de gimnasia y vestuarios sobre mil metros cuadrados que no se ha ejecutado a día de hoy. El edificio debería haber estado operativo en septiembre de 2014. Desde ese momento la empresa ha presentado documentación en la que se comprometía a ejecutar el edificio, a los que siguieron reclamaciones municipales advirtiendo que se iban a iniciar las medidas para resolver la prestación. Finalmente el área de Contratación, a instancias de Deportes, comenzó a tramitar la recisión en junio -aunque los plazos han hecho que deban archivar el trámite e iniciar otro-. Bernabé calificó de «estafa» la gestión privada estas instalaciones y reclamó que el Ayuntamiento o una empresa municipal la que asuma «una gestión pública y de calidad. La empresa no solo se queda con los ingresos de los usuarios. También con los en torno a 200.000 euros al año municipales». El edil indicó que el CDM tiene unos precios «descaradamente elevados», algo que denuncia esta formación desde que se inició el mandato e «incumple descaradamente el pliego de condiciones».

Estará abierto

El concejal de Deportes, Víctor Valverde (PP), explicó a INFORMACIÓN que el Ayuntamiento ha actuado en el momento que ha constatado el incumplimiento de la empresa para resolver el contrato. Dijo que al margen de lo que ocurra con el procedimiento y de la opción de gestión por la que opte el Consistorio, las instalaciones no dejarán de prestar el servicio a los vecinos de la Costa. También señaló que la construcción del edificio que la empresa no ha realizado era el que iba a permitir al Ayuntamiento reducir esa aportación anual de 240.000 euros, con los nuevos ingresos de usuarios que tenía previstos la empresa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook