02 de febrero de 2019
02.02.2019

Salud Pública vacuna a 470 escolares de Benejúzar por un brote de hepatitis A

Los padres muestran su preocupación por el brote de hepatitis A, pero se sienten tranquilos con la vacunación

01.02.2019 | 23:34
Un grupo de padres, ayer, acude al CEIP Antonio Sequeros de Benejúzar para recoger a sus hijos tras la jornada escolar.

El Departamento de Salud de Orihuela va a llevar a cabo una vacunación masiva en el Colegio de Infantil y Primaria Antonio Sequeros de Benejúzar tras detectarse un brote de hepatitis A que ha afectado ya, al menos a seis escolares y una profesora de este centro educativo. Además, hay un alumno del Instituto de Educación Secundaria de Benejúzar que también padece la enfermedad, aunque en este caso no se considera que en este centro haya un brote, por lo que no se vacunará a todos los matriculados allí. En cambio, Salud Pública sí está tratando como brote los casos que se han dado en el colegio de la localidad.

Desde el Departamento de Salud y desde el Ayuntamiento de Benejúzar se quiere tranquilizar a los padres ya que la hepatitis A es una enfermedad común en escolares, todos los años se detectan varios casos en el municipio, y en muy pocos casos es grave. Es una enfermedad del hígado causada por un virus. Sus síntomas son parecidos a los de la gripe, con fiebre, cansancio, pérdida del apetito, náuseas, malestar abdominal, orina oscura o ictericia (piel y ojos amarillos). La mayoría de los pacientes se recuperan en 4-8 semanas.

Los alumnos de Infantil, de entre 3 y 5 años, ya han sido vacunados. La vacunación a los 143 alumnos, más el profesorado, tuvo lugar entre el 10 y el 15 de enero ya que los primeros escolares a los que se les ha diagnosticado hepatitis A están matriculados en las aulas de Infantil. También recibieron la vacuna el centenar de alumnos de Primaria que se quedan al comedor escolar. La próxima semana, Salud Pública hará lo mismo con el resto de alumnos de educación Primaria, unos 230. Se hará en dos fases. El martes 5 de febrero recibirán la vacuna los alumnos de primero a tercero de Primaria, de entre 6 y 8 años, y el viernes 8, los de cuarto a sexto, de entre 9 y 12 años de edad.

Limpieza integral

Además, este fin de semana el Ayuntamiento de Benejúzar, en coordinación con el Departamento de Salud de Orihuela, va a llevar a cabo una limpieza integral en el CEIP Antonio Sequeros. «Se va a hacer una limpieza a fondo en las zonas más susceptibles de ser focos de infección, como los aseos», explicó a INFORMACIÓN el alcalde de la localidad, Antonio Bernabé. «Se han dado unos casos concretos, que ya tenemos controlados y pido tranquilidad a las familias porque estamos con ello desde el primer momento coordinados por Salud Pública», señaló el regidor.

El primero de los casos se detectó tras las vacaciones de Navidad en varios alumnos de Infantil, por lo que la Conselleria de Sanidad, en coordinación con el Ayuntamiento de Benejúzar y la dirección del colegio decidió vacunar a todo el módulo y a los alumnos de Primaria que van al comedor. Desde el Consistorio se convocó una reunión con toda la comunidad educativa de Benejúzar en el auditorio, y allí se les comunicó los pasos a seguir por parte de Salud Pública.

En esa primera vacunación se detectó que algunos niños ya estaban incubando la enfermedad, ya que ésta no presenta signos o síntomas en un primer estado, ya que el tiempo medio entre el contacto con el virus y la aparición de los síntomas es de 28 días, pudiendo variar entre 15 a 50 días, por lo que su detección es complicada. No obstante, la evolución de la enfermedad es hacia un restablecimiento completo sin secuelas ni recurrencias.

Transmisión fecal-oral

El virus de la hepatitis A, VHA, se transmite fundamentalmente por vía fecal-oral ya sea por contacto directo de persona a persona o por ingestión de agua o alimentos contaminados, especialmente moluscos y crustáceos crudos o poco cocinados. En los casos detectados en Benejúzar se cree que se han podido transmitir por las heces, al no limpiarse bien los pequeños que la estaban incubando y dar la mano a otros, ya que es una enfermedad bastante contagiosa aunque, insisten los profesionales médicos, no peligrosa.

Dada la escasa sintomatología que la infección depara en los niños, en ocasiones los brotes son identificados por la afectación de los educadores y padres. «Como se dijo en la charla en el auditorio, lo principal es la higiene, lavarse bien las manos para evitar contagios, sobre todo después de ir al servicio y una vez que se está incubando la vacuna ya no es efectiva, por eso se han dado más casos, pero quiero tranquilizar a todo el mundo porque Salud Pública nos ha dicho que no es un caso preocupante», indicó Antonio Bernabé.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook