02 de febrero de 2019
02.02.2019
Torrevieja

Iberdrola espera documentación del Ayuntamiento para suministrar energía al Museo de la Semana Santa

La empresa asegura que es ajena al retraso y que es responsabilidad de quien ha promovido la obra

01.02.2019 | 23:34
imagen del Museo de la Semana Santa de Torrevieja.

Iberdrola aseguró ayer a INFORMACIÓN que no es responsable del retraso de la apertura del Museo de la Semana Santa. La empresa explicó que todavía requiere «de varios documentos que tiene que aportar el instalador» -sin especificar si se refiere al Ayuntamiento, que recibió su cesión de la Generalitat en septiembre o a la propia empresa constructora del edificio- para completar el trámite de suministro eléctrico.

Tanto el alcalde José Manuel Dolón (Los Verdes), como la edil Fanny Serrano (PSOE) han achacado a la compañía el retraso en la tramitación final de licencia de apertura a la ausencia de suministro eléctrico reglado. Algo que está generando problemas a otras administraciones. El Ayuntamiento se comprometió con la Conselleria de Justicia a ceder uno de los sótanos del edificio para albergar un almacén de piezas de convicción -pruebas de delito-. Justicia necesita de forma urgente ese espacio para vaciar la quinta planta del Palacio de Justicia de estos objetos y adaptarla para nuevos órganos judiciales, que ahora trabajan con condiciones materiales muy limitadas.

La apertura también permitirá realojar en el mismo edificio de cinco plantas y tres sótanos dependencias municipales que ahora están ubicadas en locales alquilados y comenzar a realojar el Museo del Mar y de la Sal -también instalado de forma «provisional» desde hace dos décadas en un semisótano alquilado del centro de Torrevieja.

Prop y Punta Margalla

Por otra parte, ayer el Ayuntamiento culminó uno de los proyectos que le ha dado más quebraderos de cabeza en este mandato, la ampliación de las dependencias del Consistorio, y rubricó junto a la Diputación, el inicio de las obras de otro muy esperado, la remodelación del paseo de Punta Margalla. El traslado de las oficinas del PROP a la ampliación del Ayuntamiento se realizará de forma gradual desde el 5 de febrero. El local que ocupa este servicio municipal tiene una orden desahucio que se ha aplazado por un recurso municipal. En el mismo espacio deberían reubicarse las oficinas de censo y estadística. El objetivo municipal es reducir el gasto en alquileres. El proyecto, de envergadura limitada, se ha prolongado con constantes retrasos durante casi cuatro años.

Por otra parte ayer se llevó a cabo el acta de replanteo del proyecto del paseo de Punta Margalla. La semana que viene ya se verán unas obras sobre el terreno cuyo primer trámite se remonta a 2010. La renovación está promovida por la Diputación con una parte de financiación municipal. Como era de esperar, el diputado Eduardo Dolón (PP) y el alcalde José Manuel Dolón (Los Verdes) citaron a la prensa para luego comparecer por separado y echarse la culpa mutuamente del retraso de la obra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook