10 de enero de 2019
10.01.2019
Orihuela

Todos en busca de Henry Alejandro

Al dispositivo de búsqueda de la Guardia Civil, de la Policía Local y de Protección Civil, se unieron desde hace 9 días las batidas vecinales

09.01.2019 | 23:09

Batidas vecinales. Tratan de encontrar al joven de 20 años, visto por última vez la noche del 1 de enero.

Día y noche, casi sin descanso, cientos de voluntarios -vecinos, conocidos, amigos y familiares- buscan al joven de 20 años, Henry Alejandro Jiménez Marín, desaparecido en la madrugada del 1 de enero tras pasar la Nochevieja en la casa en la que comparte alquiler con un amigo en Orihuela Costa. Henry Alejandro, de origen colombiano y con casi trece años de residencia en España, pasó el Fin de Año en su vivienda, donde habían invitado a otros amigos. Según fuentes policiales, el joven fue agredido por el compañero con el que comparte piso en la urbanización oriolana de La Florida, tras pelearse con él por circunstancias que no han sido aclaradas. Tras la discusión, Henry decidió marcharse sobre las 9 de la mañana del domicilio. Durante los primeros días se pensó que era la última noticia que se tenían del joven, pero un testigo dijo haberlo visto en la zona de pubs de Aguamarina. Su familia ha confirmado que se trata de él tras ver el vídeo grabado por la cámara de seguridad de uno de los locales a las 23.42 horas del día 1 de enero, que lo sitúa en esa zona. Es la última pista que se tiene sobre su paradero, lo que desespera a su familia.

La Guardia Civil, la Policía Local y Protección Civil buscan al joven de 20 años que mide 1,81 cm y lleva un tatuaje en el antebrazo derecho que le identifica. Los agentes de la Benemérita han rastreado barrancos, descampados, calas y cualquier otro rincón del litoral oriolano para encontrar alguna pista que dé con el paradero del joven desaparecido. Un helicóptero de la Guardia Civil y perros rastreadores colaboraron días atrás en las labores de búsqueda de Henry. Ayer, según pudo saber este diario por los vecinos, Protección Civil ha retirado la campa que instaló hace casi una semana, tras la desaparición de Henry. A este dispositivo se han unido las patrullas ciudadanas, con cerca de un centenar de vecinos y amigos de la familia que, sin descanso, rastrean desde hace 9 días cada rincón de Orihuela Costa, y también de las localidades vecinas, y colocan carteles para localizarlo. Organizan cada día tres batidas con la sede del Ayuntamiento de Orihuela Costa, en Playa Flamenca, como punto de partida en tres horarios: de 8.30 a 9.30 horas, de 13 a 14 horas y de 17 a 18 horas.





El hermano de Henry Alejandro, Andrés Jiménez, señaló a INFORMACIÓN que su madre «está destrozada», así como la hermana pequeña de ambos, de 6 años, «que se pasa el día preguntando por él». Es una búsqueda desesperada y «esté como esté lo necesitamos encontrar, lo echamos muchísimo de menos, todos los días venía a comer o cenar a casa de mi madre o a la mía y ayudaba por las tardes a mi madre en su peluquería, por lo que no creemos que se fuera voluntariamente», cuenta Andrés. El hermano de Henry señala que «una amiga suya nos ha dicho que el 27 de diciembre lo vio cerca de la urbanización Los Balcones un tanto aturdido, por lo que tememos que tenga un problema psicológico o de memoria». El joven estudia 2º de Bachillerato en el instituto de Orihuela Costa.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook