02 de enero de 2019
02.01.2019

Destrozan el belén que el Centro Excursionista de Callosa instala en la sierra desde 1962

Desconocidos rompen a patadas el conjunto belenístico colocado en el Alto del Águila y lo despeñan ladera abajo. La antigua urna y las figuras de porcelana han quedado inservibles

01.01.2019 | 22:59

Un tradición que se remonta 56 años atrás ha quedado ensombrecida por un acto vandálico que no tiene ninguna justificación. Un grupo de desconocidos ha destrozado el belén que desde 1962 sube cada año a la sierra de Callosa el Centro Excursionista de esta localidad. El conjunto belenístico ha quedado inservible tras las patadas que le dieron a la urna los vándalos que, no contentos con esa acción y ante la resistencia a romperse al ser de metacrilato la urna, decidieron lanzarla ladera abajo. El belén quedó en una zona bastante inaccesible a 300 metros de la cima del Alto del Águila donde el pasado 16 de diciembre lo dejó el porteador (un cargo que ostenta una persona distinta cada año) y al que acompañaron unas 300 personas de toda la provincia, ya que la tradición ha ido creciendo año tras año.

Los vecinos de Callosa de Segura se muestran indignados ante tal acto vandálico cuyos autores aún no han sido identificados. Un portavoz del Centro Excursionista de Callosa, bastante afectado por los hechos, explicó a este diario que la urna con las figuras fue localizada ladera abajo el pasado domingo y que «es el peor ataque que ha sufrido el belén desde que se coloca cada Navidad desde 1962». Como consecuencia de la agresión al conjunto belenístico tanto la urna como las figuras, que son de porcelana, han quedado inservibles. «Solo se ha salvado el Rey Melchor, no sabemos cómo», señaló el portavoz del Centro Excursionista. «En otras dos ocasiones también rompieron la urna y se han llevado algunas figuras y el año pasado restregaron heces humanas, pero nunca se habían ensañado tanto», lamenta.

El belén se expone durante 28 días, hasta después de Reyes y está formado por el pesebre, con el Nacimiento donde está San José, la Virgen María, el Niño Jesús, un ángel y los tres Reyes Magos. El Centro Excursionista ha decidido subir hoy la urna rota con unas figuras «baratas» para cumplir con la tradición y mantener el belén hasta la próxima semana. Para las próximas navidades contará con una nueva urna que un vecino de la localidad, profesional del aluminio, ya está construyendo, además de nuevas figuras que se van a adquirir que deben ser de barro y porcelana y de entre 8 y 12 centímetros.

Lo que empezó hace 56 años como una idea entre 8 amigos que decidieron comprar un belén y subirlo a lo alto de la Sierra de Callosa de Segura cada Navidad para celebrar estas fechas y fundar el Centro Excursionista, se ha convertido en una auténtica romería a la que acuden cada año cientos de personas. Hace dos semanas más de 300 senderistas de toda la Vega Baja, Sant Joan d'Alacant, Crevillent, Elche y Cartagena, acompañaron al histórico Centro Excursionista de Callosa en el recorrido de cerca de dos horas por la Sierra de Callosa, hasta llegar a la cima, a 640 metros de altitud, donde las familias pasan el día y comen en torno al belén, cantando villancicos.

La subida a la Cruz de Enmedio, bastante empinada en algunos tramos, se hace difícil, sobre todo para quien lleva a su espalda los 13 kilos que pesa el Nacimiento cuya urna primitiva tenía las paredes de cristal que se cambiaron hace unos años por metacrilato para que pesara menos y evitar también que se rompiera fácilmente si se le tiraba una piedra, lo que, lamentablemente, ha sucedido en varias ocasiones. Eso sí, el material nuevo no ha resistido esta vez los embistes contra las rocas al despeñarlo ladera abajo. «Menos mal que un arbusto lo paró y no siguió cayendo», indicó el portavoz del Centro Excursionista callosino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook