30 de diciembre de 2018
30.12.2018
Orihuela

El 60% del sobrecoste de la plaza de toros irá a reforzar el graderío en Orihuela

Un arquitecto externo al Ayuntamiento asegura que los desperfectos «estaban ocultos en la vegetación»

30.12.2018 | 16:25
Estado de las obras a mediados de 2018.

El 60% del presupuesto previsto para rematar las obras de adecuación como espacio multiusos de la antigua plaza de toros de Orihuela se destinará a la consolidación del graderío. El Ayuntamiento no ha confiado la redacción de este proyecto a un funcionario arquitecto de la plantilla. Lo ha encargado la alcaldía directamente a un arquitecto con despacho en la ciudad. El gasto de 53.000 euros en la grada de los 87.000 euros (sin IVA) previstos para concluir la obra se justifican en el que hecho de que esta zona del edificio estaba especialmente deteriorada, algo, asegura ahora este arquitecto, que no se pudo apreciar en su día porque una parte importante de ese graderío «estaba oculto por vegetación» y escombros tras treinta años de abandono del edificio.

La Junta de Gobierno Local dio luz verde el 17 de diciembre al expediente de contratación de las «Obras Complementarias del Proyecto-Intervención de la Plaza de Toros», con un importe de licitación de 126.238 euros (IVA incluido), y un plazo de ejecución de dos meses:el equipo de gobierno quiere presentar el proyecto concluido antes de elecciones.

Según el portavoz adjunto de la junta de gobierno, Rafael Almagro (PP), se trata de obras «complementarias no establecidas en el proyecto original, consideradas necesarias para que la obra responda al fin esperado de ella, debiendo de realizarse de forma complementaria por circunstancias puestas de manifiesto una vez que se iniciaron los trabajos (sic)». El nuevo presupuesto se empleará, además de otras partidas menores, en la consolidación del graderío (53.000 euros), la adecuación de elementos en zona de toriles y mampostería en la posterior del anillo conservado(7.233) la reparación y limpieza de las piezas de sillería y mampostería (320 euros), instalación barandillas de protección (11.400 euros), además de la señalización para personas con discapacidad y con visibilidad reducida (3.700 euros).

Árboles, escombro y matorral

Según argumenta el arquitecto «una vez iniciados los trabajos de derribo y tras la realización de limpieza mediante medios manuales de la vegetación existente se ha podido comprobar de manera precisa el estado de deterioro de dicha zona. Nos encontramos con la falta de planeidad y deformaciones en los escalonamientos, ausencia de capa superficial de acabado, bolos de mampostería disgregados, presencia puntual de raíces de arbolado de tamaño medio, desmoronamiento de escalones de los pasillos». El proyecto original tenía previsto realizar una actuación parcial sobre el graderío pero este arquitecto indica que debe realizarse una inversión «generalizada». E insiste en que no se observó en su día en el original «porque parte del graderío estaba cubierto con una capa de vegetación de matorrales, arbustos, árboles de tamaño medio y restos del derribo de la andanada». El documento también desvela que durante la fase de demolición el último escalón del graderío que se pretendía conservar «se desmoronó».

Estas obras de la plaza de toros se adjudicaron por 399.000 euros a la empresa Caselles Valero. Mientras se estaban realizando se incorporaron modificados por valor de 40.300 euros que se ejecutaron sobre el terreno antes de que los técnicos municipales los pudieran supervisar. Con esta segunda partida, los sobrecostes suman 166.000 euros, un 40% del importe de adjudicación inicial.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído