10 de noviembre de 2018
10.11.2018
Opinión

Mineros del oro negro

10.11.2018 | 11:32

Hace no mucho estuve en las espectaculares minas abandonadas de Mazarrón y no podía dejar de pensar en la dureza laboral que sufrían los mineros, que se jugaban la vida cada día; el dinero y los intereses económicos de los poderosos de la época prevalecían sobre la seguridad en el trabajo.

De aquellas minas, élites fenicias, romanas o franquistas, extraían hierro, plata, plomo y zinc para enriquecerse. En la actualidad, las élites han encontrado un nuevo foco de riqueza; la basura, el oro negro. La prueba de que el oro negro es el negocio del S.XXI la tenemos en casos de corrupción como el "Caso Brugal" o condenas como la del corrupto exalcalde del PP, Pedro Ángel Hernández Mateo.

Se podría pensar que los siglos han hecho evolucionar a la humanidad, pero no es así, y como en las antiguas minas, las modernas también tienen sus mineros, trabajadores y trabajadoras que arriesgan su integridad para recoger nuestra basura y a los que poco les importa quien hace negocio con su trabajo, solo luchan por dar el mejor servicio posible sin unas condiciones laborales dignas. En esto la humanidad ni evoluciona ni cambia.

Cuando hace más de 14 años se licitó el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos, limpieza viaria y playas en nuestro pueblo, aquella irregular adjudicación que le costó la cárcel a Hernández Mateo, nadie podría pensar que 14 años después seguiríamos con la misma empresa y la misma y obsoleta maquinaria y camiones.

Cuando hace 3 años el gobierno local cambió, desde IU Torrevieja vimos la oportunidad de municipalizarlo para modernizar el servicio al tiempo que mejoraría las condiciones laborales, ahorrándonos el millonario beneficio empresarial que pagamos a la empresa por el oro negro. Y después de pelear mucho conseguimos que el Gobierno local en minoría apostara por este modelo de gestión.

Sin embargo, nos encontramos con que la mayoría de derechas en el Pleno (PP y Cs) rechazó la consignación de las partidas presupuestarias necesarias para ejecutar dicha municipalización. Un bloqueo que busca una privatización en la que seguirán prevaleciendo los intereses económicos sobre el servicio de calidad y las condiciones de trabajo dignas, y retrasará demasiado una posible mejora del servicio y la sustitución de la maquinaria.

El resultado es el bloqueo de la modernización de un servicio cuyas deficiencias sufrimos todas pero, en especial las y los mineros del oro negro que siguen saliendo cada día a darnos un servicio en unas condiciones paupérrimas, jugándose la vida con una maquinaria y unos camiones que necesitan una sustitución urgente, y que no pueden esperar a que políticos y técnicos acertemos con el pliego y la licitación.

Poco importa a las y los torrevejenses y trabajadores los intereses que existan detrás del oro negro o los cálculos electorales de quienes bloquean su modernización. Necesitamos reaccionar y pronto, o podemos perder una oportunidad única esta legislatura, o lo que es peor, ser corresponsables de una desgracia. Y en esto seremos responsables toda la corporación, Gobierno y oposición. Desde IU no podemos permitirlo, los derechos sociales y laborales serán siempre nuestra prioridad hasta las últimas consecuencias. Busquemos entre todas la forma de mejorar la situación de las y los trabajadores sin más dilación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook