28 de octubre de 2018
28.10.2018

Policías locales denuncian el «cochambroso» estado del retén de Orihuela Costa

Los sindicatos piden al Ayuntamiento que adecente unas instalaciones que comparan con una cueva y critican el hacinamiento

28.10.2018 | 00:15

A la falta de espacio se unen la nula ventilación, las humedades o los urinarios averiados.

«¿Cómo podéis trabajar en esta cueva?». Es uno de los comentarios más habituales que hacen a los agentes los ciudadanos que acuden al retén de la Policía Local en Orihuela Costa, situado en los bajos del ayuntamiento periférico en Playa Flamenca. Así lo afirman los propios policías, quienes denuncian el «cochambroso» estado en el que se encuentran las instalaciones donde trabajan y el «hacinamiento» en el que se encuentran.

Entre las muchas deficiencias del retén se encuentran la falta de espacio, las humedades y la nula ventilación que provoca la acumulación de gases y olores que enrarecen el ambiente, como así han trasladado a este diario los sindicatos con representación en la Policía Local de Orihuela (UGT, CSIF y SPPLB) quienes ya han dirigido sus quejas al Ayuntamiento esperando una solución. Para los policías «es tercermundista» el tener taquillas para cambiarse en el mismo espacio que uno se está duchando y otro pueda estar haciendo sus necesidades. Además, el agua sale y queda todo el suelo encharcado lo que ha provocado algunas caídas por resbalón.

En peor estado se encuentra el mobiliario que, además de viejo, la mayoría está roto. La zona del comedor tiene los focos sujetos con bridas o medio colgando, sin que nadie lo arregle. Además, no hay allí extracción de humos y las sillas y sillones están viejos y sucios. Según señalan los agentes son los que se han ido retirando de las dependencias municipales de la Costa por estar con mala presencia, y se los colocaron a ellos hace más de 10 años.

La zona de las duchas se encuentra en un estado muy lamentable. Las puertas están podridas y mohosas lo que, denuncian los policías, «es un foco infeccioso». Los urinarios están inutilizados por avería y por tener que meter más taquillas. Los agentes tienen que apretujarse o esperar a que uno se cambie para poder hacerlo otro, ya que los bancos son pequeños y no hay espacio para poner otros. En el caso del vestuario de las agentes la falta de espacio les impide abrir la puerta de su taquilla y sentarse a la vez, por lo que se ven obligadas a cambiarse frente a un lavabo o la ducha.

Cochera

El retén cuenta con una cochera que menos para meter vehículos de los policías, se usa para todo. Allí se acumulan todo tipo de efectos pertenecientes a las brigadas municipales y a otras concejalías, incluso a entidades externas, que se van acumulando y que, lamentan los agentes, «nos obliga a arrumbar el material específico de la Policía para dar cabida a todo lo que se les ocurre guardar».

Lo que más indigna a los sindicatos policiales es que la mayoría de estas deficiencias hace años que se vienen denunciando sin que el gobierno local tome cartas en el asunto. De hecho, hay un informe del departamento de Riesgos Laborales, del año 2016, que ya indicaba que debían subsanarse todas ellas, sin haberse hecho. Los representantes sindicales en la Policía Local señalan que en la planta inferior del Ayuntamiento de Orihuela Costa «hay muchos metros para aprovechar» con lo que, con una pequeña inversión económica, se podrían adecentar esas instalaciones para que sean dignas para su trabajo.

El pasado jueves, en el pleno ordinario, los portavoces de los sindicatos pidieron una mejora del retén de Orihuela Costa y expusieron sus deficiencias. Dicen que no quieren entrar en una guerra con el equipo de gobierno pero que tuvieron que acudir por los continuos incumplimientos de los acuerdos de la Mesa General de Negociación. «Nos vemos obligados a mendigar condiciones para trabajar», lamentan.

La respuesta que recibieron no les convenció. La edil de Seguridad, Mariola Rocamora, les trasladó que el Intendente de la Policía Local y el supervisor de la Costa «no cree necesaria la ampliación de las instalaciones porque se reducirían las zonas destinadas a almacén y cocheras y por las informaciones de que se van a retomar las obras del Centro de Emergencias donde irían los policías locales de Orihuela Costa», aunque sus obras deberán esperar, al menos, año y medio para verlas terminadas y aún no está nada claro cuando se podrán retomar los trabajos iniciados hace 8 años. Mientras tanto los policías locales deberán seguir en sus cochambrosas instalaciones porque el gobierno local no tiene intención de arreglarlas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas