14 de octubre de 2018
14.10.2018

Policías de Pilar acusan al alcalde de «desprecio» al quitar el acto de su patrón

Ignacio Ramos no convocó este año el evento institucional por San Miguel Arcángel y aviva la crisis con su cuerpo policial

14.10.2018 | 00:19
Policías de Pilar acusan al alcalde de «desprecio» al quitar el acto de su patrón

Los sindicatos lamentan la eliminación de un acto que consideraban «suponía un momento de unión y de compartir vivencias entre compañeros, familiares, amigos y vecinos». y temen que sea la desaparición del mismo. A la misa solo acudieron seis agentes que estaban de servicio.

Los tres sindicatos con representación en la Policía Local de Pilar de la Horadada- SPPLB, SIPOL y CCOO- han firmado un duro escrito contra el alcalde del municipio, Ignacio Ramos (PSOE), donde lo acusan de «desprecio y abandono total» a este cuerpo policial al no asistir a la misa oficiada para conmemorar el día de San Miguel Arcángel (patrón de la Policía Local de Pilar de la Horadada) y de eliminar el acto institucional que cada año se hacía con motivo de esa efeméride en el que el regidor reconocía la labor policial.

Los sindicatos lamentan la eliminación de un acto que consideraban «suponía un momento de unión y de compartir vivencias entre compañeros, familiares, amigos y vecinos» y temen que sea la desaparición del mismo. A la misa solo acudieron seis agentes que estaban de servicio.

Las relaciones entre el equipo de gobierno (PSOE y Vecinos por el Pilar) y la Policía Local atraviesa los peores momentos de su historia. Según señalan los sindicatos policiales las mismas «están rotas» por la que dicen «actitud tóxica y perjudicial por parte del concejal de Seguridad, Tomás Saura, y del alcalde, Ignacio Ramos». Los sindicatos policiales recuerdan los conflictos entre el ejecutivo y la Policía como el de los supuestos casos de tuberculosis, la negociación colectiva o las declaraciones de esos políticos en el pleno sobre los agentes. «Son tres años y medio de mentiras, falsas promesas, pésima gestión e incumplimiento de acuerdos», señalan los tres delegados sindicales en el escrito.

Acusan al regidor, además, de haber impuesto un «decretazo» obligando a algunos agentes a trabajar 16 horas seguidas «contra su voluntad» y de amenazarles con la apertura de expedientes disciplinarios lo que ha llevado «al descontento y desilusión» con el gobierno local.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook