28 de agosto de 2018
28.08.2018
Orihuela

Un hombre estrangula a su pareja en Orihuela y llama al 112 para confesar el crimen

El presunto agresor es detenido por homicidio tras llamar a emergencias y alertar de que había asfixiado a la víctima - La Delegación del Gobierno dice que no constaban denuncias por malos tratos ni violencia

27.08.2018 | 22:12
Un hombre estrangula a su pareja en Orihuela y llama al 112 para confesar el crimen

Una mujer de 60 años de procedencia búlgara falleció ayer en Orihuela a manos de su pareja sentimental, un hombre de 57 años de la misma nacionalidad. Todo apunta a que el agresor estranguló a la víctima hasta acabar con su vida. El presunto homicida llamó después al servicio de emergencias 112 para confesar el crimen. Los hechos ocurrieron en el domicilio familiar, ubicado en la pedanía de Desamparados. Agentes de la Policía Nacional detuvieron al varón mientras los servicios sanitarios confirmaban el fallecimiento. No consta que hubiera denuncias previas por malos tratos ni se habían detectado episodios de violencia en el ámbito doméstico, según se afirmó ayer desde la Delegación de Gobierno.

El suceso se conoció en torno a las 7.45 horas de ayer, cuando el supuesto homicida, llamado Matey L. C., confesó que había acabado con la vida de su pareja, Ivanka H. P., en una vivienda rural ubicada en la vereda de la Buena Vida, donde habitaban desde hacía cinco años. Con esa llamada se activó el protocolo para muertes violentas y se alertó del crimen al juzgado de guardia y a las brigadas de Policía Judicial y Científica de la Comisaría de Orihuela. Los agentes llegaron minutos después y encontraron el cuerpo sin vida de la mujer, que no presentaba aparentes signos de violencia por arma de fuego o blanca. Enseguida se desplazó hasta el lugar un equipo facultativo que solo pudo decretar el fallecimiento, que según los primeros indicios se habría producido por asfixia. El autor confeso de los hechos fue detenido sin oponer ningún tipo de resistencia y trasladado a los calabozos.

El dispositivo puso en alerta a primera hora de la mañana a los pocos vecinos de esta tranquila partida rural de Orihuela, que se mostraron consternados por el fallecimiento de la sexagenaria. Desconocían que hubiera problemas entre ellos y nadie escuchó nada cuando ocurrieron los hechos.

Autopsia

La brigada de la Policía Judicial y Científica de la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Orihuela se ha hecho cargo de la investigación. Ayer, los agentes acompañados por la comitiva judicial estuvieron recogiendo pruebas en el lugar del crimen y a las 10.40 horas se levantó el cadáver por orden del juzgado de guardia, que correspondía al de Instrucción Número 2 de la ciudad. El detenido pasará a disposición judicial en un plazo máximo de 72 horas acusado de un presunto delito de homicidio dentro de un caso que llevará el juzgado especializado de la violencia sobre la mujer oriolano. Mientras tanto, el cuerpo de la fallecida fue trasladado hasta el Instituto Anatómico Forense, donde se le practicará la autopsia que determinará la causa exacta del fallecimiento.

La vivienda donde se produjeron los hechos, en el número 39 de la vereda de la Buena Vida, quedó ayer precintada por orden judicial y todo apunta a que en las próximas horas se trasladará allí al agresor confeso para recrear el suceso que acabó con la muerte de la mujer, la primera víctima mortal de violencia machista en la Comunidad Valenciana en este 2018.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook