14 de julio de 2018
14.07.2018
Torrevieja

Albaladejo exige que el Hospital de Torrevieja pueda atender todos los casos de infartados

El Consell impuso que se trasladaran a Alicante si se producen desde las tres de la tarde y en fin de semana

13.07.2018 | 23:32

El diputado del PP en el Congreso Joaquín Albaladejo aseguró ayer que la Generalitat quiere acabar con el sistema de gestión público-privado del departamento de salud de Torrevieja. Algo que ya aseguró en abril pasado. Albaladejo volvió a reiterar que el PSOE y Compromís, «en colaboración con los golpistas y los amigos de ETA», quieren rescindir la concesión privada de la gestión pública del Hospital como en el caso de Alzira, algo que la Generalitat solo contempla cuando se cumpla la concesión en 2021. Con ese fin, según interpreta el secretario local del PP, Sanidad estaría degradando supuestamente la cartera de servicios del departamento para derivarla a centros públicos.

Entre los servicios perjudicados está el de hemodinámica. Desde 2015 todos los infartos que se producen más allá de las tres de la tarde o en fin de semana se trasladan al Hospital General de Alicante, algo que confirmó ayer la concesionaria a este diario, pese a que ese hospital dista una hora de carretera de la comarca. También dijo que el servicio de mamografías de la comarca, que depende de Salud Pública en Orihuela y no de la concesionaria, se pretende derivar a Guardamar. El alcalde de ese municipio, José Luis Sáez (PSOE), negó ayer ese extremo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine