12 de julio de 2018
12.07.2018
Orihuela

Ni PSOE ni Cs renuncian a la Alcaldía y abocan al fracaso la moción de censura

Los socialistas dicen que «no es negociable» mientras los centristas reiteran que solo entrarán en un gobierno que lideren

12.07.2018 | 00:21
La portavoz del PSOE, Carolina Gracia, ayer ante los medios junto al resto de ediles socialistas.

Cambiemos y PSOE rubrican ante notario el documento que necesita de tres firmas más para prosperar.

La moción de censura contra el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, morirá antes de poder llegar a pleno. La portavoz del PSOE, Carolina Gracia, respondió a la condición del portavoz de Cs Juan Ignacio López-Bas de apoyar la propuesta siempre y cuando la Alcaldía la ostente él, con una contundente negativa. «La Alcaldía no es negociable, esa alternativa de gobierno la debe liderar el PSOE», señaló. Mientras, López-Bas dijo ayer a este diario que «no voy a cambiar esa condición y nuestra propuesta de un gobierno de unidad liderado por Ciudadanos sigue en pie, pero mientras la encabece Carolina Gracia no la apoyaremos». Así que el desalojo de Emilio Bascuñana de la Alcaldía está abocado al fracaso y mucho tendrían que cambiar las posturas de ambas formaciones para llegar a un acuerdo.

Carolina Gracia compareció ante los medios, rodeada por los otros siete ediles que conforman el Grupo Municipal Socialista, para anunciar que el documento de la moción de censura con la alternativa de gobierno al PP, fue firmado en la mañana de ayer ante notario por esos ocho concejales y los dos de Cambiemos Orihuela. Los socialistas defienden la presentación de la moción de censura después de que un informe de la Conselleria de Sanidad señalara que el actual alcalde oriolano estuvo durante cuatro años, en su etapa como médico, cobrando sin ir a trabajar al puesto asignado en la Dirección Territorial de Sanidad en Alicante, lo que Bascuñana aseguró que «no he cometido ninguna irregularidad»..

Los diez votos que suman ambas formaciones son insuficientes para presentar por registro en el Ayuntamiento la moción de censura que se haría efectiva en una sesión plenaria extraordinaria. Son tres menos de la mayoría absoluta, en una corporación integrada por un total de 25 munícipes, por lo que para prosperar la tendrían que rubricar los tres ediles de Ciudadanos, socios del PP en el gobierno local, que tienen hasta el 23 de julio para hacerlo, según el plazo que les ha dado el PSOE.

La portavoz socialista, candidata en ese documento, instó a Cs a «recapacitar, que no se adelanten y reflexionen, que, aunque no sea la vía que esperaban, sean capaces de ver que el equipo de gobierno que intentan mantener es insostenible y debe olvidarse de los réditos electorales y estrategias de cara a la campaña de2019, centrarse y ser responsable para permitir que la dignidad y la honorabilidad vuelvan a la alcaldía de Orihuela».

Gracia señaló que «Cs tiene que elegir si quiere quitar a Emilio Bascuñana o no de la Alcaldía, no tiene que darle más vueltas y buscar excusas» y añadió que la moción de censura «está más que justificada y motivada porque Bascuñana es una persona indigna para ostentar el puesto de alcalde y Orihuela no puede seguir envuelta en escándalos y, sobre todo, con una inactividad que el municipio no se puede permitir». Reprochó también a Cs «que se haya mantenido en el gobierno local y no haya dado ni un solo paso tras destaparse el escándalo, parecía que no iba con ellos».

Sin embargo, López-Bas no está dispuesto a dejar que Gracia sea alcaldesa. El portavoz de la formación naranja dice no entender «que para echar a Emilio Bascuñana haya que echar a Cs del gobierno» y aseguró «no tener motivos para dejar ahora mismo el gobierno local» aunque dice mantener la propuesta realizada el martes al PSOE de apoyar la moción de censura «con un gobierno de unidad que el único que la puede garantizar soy yo desde la Alcaldía». Propuesta que, anuncia, mantendrá «más allá del 23 de julio, nosotros no ponemos plazos». «Si lo que quiere Gracia es disponer ella sola de la firma para ejecutar los 21 millones de inversiones que hay previstas de aquí al año que viene, le decimos que no, porque no se lo ha trabajado, no son sus proyectos ni su esfuerzo y votó en contra de casi todos y ahora le parecen bien, y no estoy dispuesto a que se quiera llevar el mérito», criticó el edil, quien señaló que «proponemos una moción de censura en la que se elimine a Bascuñana de la ecuación y que el gobierno, liderado por Cs, lo integren el resto de partidos políticos, incluido el PP, para que nadie diga que se quiere sacar rédito político».

Por su parte, el portavoz de Cambiemos Orihuela, Karlos Bernabé, criticó a Cs por «entrar en contradicciones porque dice estar de acuerdo en echar a Bascuñana pero pone condiciones y es una fuerza minoritaria en el pleno» y dijo que «aunque el documento marco no sea el ideal, ese gobierno acabaría con la parálisis en el Ayuntamiento».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine