06 de julio de 2018
06.07.2018

El alcalde carga contra políticos y prensa: «soy víctima de un linchamiento mediático»

Bascuñana se defiende atacando, pide celeridad en su expediente y asegura que hizo trabajos en Sanidad «verbales y escritos»

05.07.2018 | 23:37

n El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana (PP), aseguró ayer que tiene documentos que demuestran que trabajó como médico en una adscripción funcional en la Dirección Territorial de Sanidad de Alicante y también que «hay personas que están dispuestas a testificar en un juzgado que sí estuve haciendo ese trabajo», así como un informe jurídico «que señala que no he cometido ninguna irregularidad». Sin embargo, no quiso decir quiénes son a esos supuestos testigos de su trabajo entre los años 2007 y 2013 «porque dicen que hablarán en un juzgado, y no con los medios».

Precisamente, los medios de comunicación fueron objetivo ayer de las críticas del regidor oriolano, a los que pidió «seriedad» antes de señalar que la prensa «hace su papel y cada medio lo interpreta según le interesa o le parece». No solo los periodistas recibieron críticas del alcalde oriolano durante sus explicaciones ante el demoledor informe de Sanidad que señala que no hay constancia de que acudiera a su puesto de trabajo entre los años 2007 y 2011 -en 2012 consta que pidió un permiso de vacaciones y dos bajas, lo único que dijo la consellera de Sanidad que acredita que algo hizo entre 2012 y 2013-. Los políticos fueron su otro objetivo, en concreto los que no son del Partido Popular «ya que el objetivo es el PP y ya están en campaña electoral». En este sentido dijo ser «víctima de un linchamiento mediático para cargarse a un alcalde del PP».

Emilio Bascuñana, señaló que la consellera de Sanidad, Ana Barceló, «desmintió parte de la noticia, porque ya no son 6 o 7 años sin ir a trabajar, son 3 o 4 en el peor de los casos». Y le pidió celeridad y «que no se vaya de vacaciones sin abrir el expediente informativo» además de que «actúe con rigor e imparcialidad, y que sea eficaz y ágil y abra lo antes posible el expediente que anunció y si ve que hice algo mal que acude a la justicia, que ya me defenderé».

El alcalde de Orihuela explicó, a preguntas de este medio, que su trabajo consistía en asesorar sobre conductas adictivas y elaborar algunos informes «de los que informaba a veces verbalmente y, otras por escrito, y la mayoría del tiempo estaba en reuniones con altos cargos de Sanidad, o gerentes de los diferentes hospitales y hasta con la Subdelegación». Para Bascuñana «los sistemas de control de asistencia laboral de hace 10 años no son los que nos gustaría y el de la adscripción funcional era un puesto especial y ¿se va a investigar a todos los que tuvieron un cargo así si han fichado?», se preguntó.

Bascuñana, que compareció solo, dijo que la responsabilidad de tutelar los documentos que acreditan su trabajo es de la Conselleria. Y concluyó anunciando que no se marcha de la Alcaldía «aunque esto duele y estoy cansado de todo esto, pero no me voy a rendir porque sería ceder el paso a gente que piensa que en política todo vale».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook