09 de junio de 2018
09.06.2018
Orihuela

Agricultores reclaman indemnizaciones tras anegarse sus campos por la rotura del trasvase

Los regantes afectados aseguran que las pérdidas tras anegarse sus campos son cuantiosas al haberse perdido hasta el 80% de algunos cultivos

08.06.2018 | 22:48
Tres jóvenes cruzan, el pasado domingo, unos campos de cultivo anegados por la fuga de agua del trasvase.

La rotura en los tubos del trasvase en Orihuela el pasado domingo, no solo provocó la fuga de 80 millones de litros de agua (procedentes de las lluvias, según la CHS), sino también unas cuantiosas pérdidas para los agricultores cuyos campos estuvieron varias horas anegados. Los más afectados han sido los cultivos de verduras y hortalizas, siendo el principal en la zona el de la patata, que está a punto de recolectarse. Sin embargo, pocas patatas van a sacar para la venta, ya que la acumulación de esa gran masa de agua ha provocado que la mayoría de ellas se hayan podrido. Los regantes estiman que se ha perdido el 80% de la producción, y piden ser indemnizados.

La Concejalía de Agricultura del Ayuntamiento de Orihuela va a gestionar las reclamaciones de los regantes afectados, que deberán hacer frente los seguros, o bien de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) o bien de la empresa que estaba acometiendo la obra en la caseta de motor de riego que se averió en Desamparados y produjo el cierre de la compuerta y la consecuente sobrepresión en los tubos que provocó el derrame de agua.

La edil de Agricultura, Noelia Grao, explicó ayer que ha enviado un escrito al presidente de la CHS, Miguel Ángel Ródenas, con el objetivo de recibir información e iniciar el procedimiento para la compensación de los agricultores afectados por la fuga de agua de los tubos del trasvase. Es el paso previo para exigir responsabilidades de lo ocurrido y asesorar y atender a los agricultores al solicitar las indemnizaciones que les correspondan.

Son tres las fincas más afectadas en Camino de Enmedio y Molino de la Ciudad, todas ellas con plantación de patatas que esta campaña se están pagando a buen precio, en torno a los 50 céntimos el kilo. Grao señaló que «a consecuencia de las más de cuatro horas que duró esta fuga se produjo el arrastre de piedras y la inundación de varios huertos con sus consiguientes daños a cosechas de verduras y hortalizas como la patata, que quedaron anegadas días antes de recolectarse».

La edil visitó esta semana la zona afectada acompañada por el presidente de ASAJA, Eladio Aniorte, y de técnicos especializados en la materia para evaluar la situación. «Habrá que valorar con los técnicos y los ingenieros agrónomos los daños desde el punto de vista agronómico y, una vez elaboren su informe, se podrán iniciar las reclamaciones individuales de responsabilidad civil y la indemnización por los daños producidos», manifestó Noelia Grao.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook