03 de mayo de 2018
03.05.2018
Orihuela

Sobre cómo triunfar fuera del aula

Un investigador abre la puerta a los centros educativos a sumarse a un proyecto de habilidades no cognitivas para potenciar capacidades

02.05.2018 | 23:44
A la izquierda, imagen de la mesa formada por el investigador y los ediles. A la derecha, público.

Revolución educativa. Formar personas capaces de controlar la autorregulación para facilitar la toma de decisiones, fijar objetivos, tener resiliencia o habilidades sociales más allá de la capacidad intelectual. Se trata de un método que ya triunfa en medio centenar de colegios de Murcia y Madrid y que llega a Orihuela arropado por el Ayuntamiento para beneficiar a la comunidad educativa.

Medio centenar de colegios de Murcia y Madrid se han sumado ya a un proyecto educativo basado en potenciar las habilidades no cognitivas del alumnado para ayudarlo a triunfar dentro y fuera del aula. Se trata de una revolución pedagógica que crece por sus buenos resultados y que ahora ha llegado también a Orihuela. En síntesis, se trata de promover la autorregulación a edades tempranas para facilitar la toma de decisiones, saber gestionar la incertidumbre, fijar objetivos a corto y largo plazo, tener resiliencia y, sobre todo, favorecer la autoconfianza.

Numerosos docentes oriolanos asistieron ayer a una charla explicativa de la mano del investigador que ha promovido este modelo educativo, Idelfonso Méndez, de la Universidad de Murcia. La sesión fue impulsada por la Concejalía de Educación que dirige Begoña Cuartero tras la propuesta de los grupos PSOE y Cambiemos, que llevaron a pleno una iniciativa para facilitar la implantación del proyecto «Educar para ser» que ya triunfa en numerosos colegios.

Méndez explicó que el objetivo pasa por «trabajar por una educación más inclusiva para favorecer que los niños trabajen la autorregulación». Se trata de promover conductas que son determinantes en el bienestar de los menores y que no tienen que ver con la capacidad intelectual. «Hay habilidades no cognitivas que son igual o más importantes que el coeficiente intelectual, que hasta ahora se ha tomado como el determinante fundamental», explicó el investigador. Méndez añadió que es un modelo del todo inclusivo dado que se utiliza un lenguaje no verbal que es universal y «da igual que el alumno en cuestión sea autista o tenga un trastorno de déficit de atención ya que trabajamos con consignas visuales».

Con ello se pretende «facilitar la toma de decisiones de forma consciente con la inhibición de impulsos que salen de forma instintiva. Creamos el hábito de la reflexión y habilidades sociales. Buscamos el desarrollo emocional y cognitivo no solo para mejorar el rendimiento, sino para mejorar la base y el desarrollo de la persona».

Formación

Poner en marcha este método de enseñanza no cuesta nada ya que la formación de los docentes se realiza de forma gratuita. Se implementa a través de una serie de materiales como juegos, canciones, cuentos o manualidades que son sufragados por las administraciones locales y que ayudan a desarrollar habilidades para la resolución de conflictos, potenciar la atención sostenida o la importancia del esfuerzo, lo que mejora especialmente las habilidades de menores con necesidades educativas especiales o los que vienen de hogares desfavorecidos.

El programa está dirigido a niños desde cuatro años y hasta el fin del ciclo de educación Primaria y ha sido elaborado en colaboración de un equipo multidisciplinar de profesionales que incluye desde educadores hasta psicólogos, neuropsicólogos o neuropediatras, entre otros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine