14 de marzo de 2018
14.03.2018
Orihuela

La promotora beneficiada en Sierra Escalona se dedica al negocio inmobiliario

El colectivo ecologista que ha recurrido el acuerdo asegura que no se puede otorgar la Declaración de Interés Comunitario sin una declaración de impacto ambiental previa

14.03.2018 | 20:05
Excursionistas se dirigen a Sierra Escalona en una imagen de archivo

Ecologistas en Acción ha informado hoy de la interposición de un recurso de alzada contra la resolución de la Comisión Territorial de Urbanismo de Alicante que el 28 de enero otorgó la Declaración de Interés Comunitario (DIC) a la promotora Agro Torre Letur SL para la construcción de un campamento de turismo, granja escuela y centro de interpretación dentro de un espacio protegido de la Red Natural 2000 en Sierra Escalona y Dehesa de Campoamor, que también cuenta con la declaración como zona de especial protección. Los ecologistas, que se han quedado solos en la conservación del que espera convertirse desde hace más de una década en parque natural de la Comunidad Valenciana, argumentan que para obtener el DIC se precisa de una declaración de impacto ambiental favorable, que se obtiene en «una fase posterior de tramitación de la preceptiva licencia ambiental delante del Ayuntamiento de Orihuela», explican en una nota. Los ecologistas de Amigos de Sierra Escalona también están en contra de este acuerdo de la Conselleria.

Agro Torre Letur SL se fundó hace diez años, tiene su sede en el PAU8 de Orihuela y está dedicada a la actividad inmobiliaria, según los datos que figuran en el Registro Mercantil. El empresario Blas Sánchez está impulsando este proyecto.

Lo que dicen los ecologistas tiene lógica: ha de realizarse una evaluación ambiental antes de aprobar cualquier actividad porque esta es una medida preventiva. «En este caso se concede el DIC sin saber la afección que la actividad y sus instalaciones tendrán en el espacio natural protegido, y sin valorar otras posibles alternativas de ubicación», explican. Ecologistas en Acción recuerda que esta forma de actuar, «contraviene la normativa aplicable, como la Ley de Evaluación Ambiental, o la normativa que afecta a los espacios protegidos, como los de la Red Natura 2000, «pues difiere la evaluación ambiental a otro momento posterior, cuando la ubicación del proyecto ya está decidida de antemano».

Administración

En el recurso de alzada, que tiene que ser resuelto por la propia administración, consideran que la aprobación del proyecto carece de validez pues dicha ley de evaluación, «establece como obligación principal someter a una adecuada evaluación a todo proyecto que pueda tener efectos significativos sobre el medio ambiente o los espacios de la Red Natura antes de su adopción, aprobación o autorización». Con ello concluyen que se ha procedido al otorgamiento de un DIC de forma irregular al condicionarlo a la obtención de una declaración de impacto ambiental favorable. Esta tenía que haberse obtenido previamente, recalcan.

El recurso plantea una segunda cuestión, basada en la Ley del Suelo No Urbanizable, que está derogada pero que entienden que es de aplicación al proyecto porque «las declaraciones de interés comunitario no podrán contener pronunciamientos contradictorios con la evaluación de impacto ambiental», lo cual podría producirse en este caso.

Los ecologistas recuerdan que el pasado año comentó a elaborarse para Sierra Escalona y Dehesa de Campoamor los siguientes reglamentos: el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, el Plan Rector de Uso y Gestión y las Normas de Gestión del Espacio de la Red Natura 2000, así como la declaración del Paisaje Protegido, lo que obliga según la Ley de Espacios Naturales Protegidos de la Comunidad Valenciana a «adoptar medidas cautelares como la prohibición de la alteración del medio físico o biológico que pueda provocar la instalación de un camping» por lo que entienden que ese motivo adicional justificaría también la anulación del otorgamiento de la DIC.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine