14 de marzo de 2018
14.03.2018
Callosa de Segura

La Policía multa con cien euros al día a la vecina que proyecta la imagen de la Cruz de Callosa de Segura

Los agentes sancionan «la colocación del foco y de aparatos reproductores de sonido» en la calle

13.03.2018 | 23:13
La Policía multa con cien euros al día a la vecina que proyecta la imagen de la Cruz de Callosa de Segura

El Ayuntamiento instala potentes luces para mitigar su luz - La Subdelegación autoriza concentraciones para rezos 4 horas diarias hasta el 2 de abril.

La Policía Local de Callosa acudió ayer, por segundo día consecutivo, al edificio desde el cual se está proyectando un holograma de la Cruz de los Caídos hacia el mismo lugar donde fue retirada hace un mes por operarios del Ayuntamiento, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Los agentes trataron de notificar una nueva sanción de 100 euros, la segunda, a la vecina desde cuyo balcón se proyecta el holograma por incumplir el artículo 110 de la Ordenanza Municipal por la colocación del foco y por instalar aparatos reproductores de sonido e imagen en la vía pública.

En la vivienda de Tere Agulló, la vecina sancionada, se vivieron momentos tensos ya que un grupo de vecinos increpó a los agentes por la notificación de la sanción e instaron a la mujer a que no firmara la multa, lo que no hizo. La vecina, visiblemente molesta, explicó a INFORMACIÓN que «es mi balcón privado, allí tengo el trípode con el foco, y no es la vía pública y estoy recibiendo el apoyo de los custodios». Y se mostró «muy disgustada porque estoy sufriendo mucho por una obcecación del alcalde, Fran Maciá, que no le basta con haber quitado la Cruz con nocturnidad y alevosía». Y se preguntó si «¿tan grave es iluminar la iglesia con una Cruz, que no es franquista sino Cristiana?». A pesar de las denuncias, anuncia que no retirará el holograma hasta que pase la Semana Santa. Algunos vecinos se han ofrecido a pagar las multas que esta decisión le pueda acarrear.

El ambiente se fue caldeando ya que un grupo de vecinos partidarios de la Cruz, volvieron a concentrarse en la Plaza, como ya hicieran el sábado, cuando la Policía levantó acta al no tener permiso de la Subdelegación. El portavoz de la Plataforma en Defensa de la Cruz, Toni Illán, se quejó del trato de la policía «mandada por el alcalde». Illán fue también sancionado por los agentes por dificultar su labor al instar a la vecina que tiene el proyector a que no firmara la multa. «Vamos a presentar alegaciones a todas estas sanciones porque creemos que no estamos incumpliendo ninguna ordenanza y nos sentimos acosados por el alcalde, que manda a la Policía para amedrentar a los vecinos», denunció. Illán criticó que se quiera atacar «una imagen de la Cruz que es limpia, sin nada más que unos faroles y sin pedestal con los nombres de los 81 caídos». Y anunció que un grupo de vecinos interpondrá una denuncia contra el Ayuntamiento por infringir, presuntamente, la ordenanza de ruidos durante los días en los que se retiró el monolito de la plaza «hasta las 3 de la mañana». Además, los vecinos del edificio donde el Ayuntamiento tiene instalados unos focos que encendió el lunes para iluminar la iglesia y tratar así de neutralizzar el holograma de la Cruz, estudiarán qué tipo de permiso tiene para mantener allí esos potentes focos.

El encendido de esa iluminación por parte del Ayuntamiento, que sólo utiliza durante las fiestas patronales y que llevaba mucho tiempo sin usar, es un «boicot» para la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Cruz, de quien partió la idea de proyectar la imagen del retirado monolito. Illán dijo ayer que «esto demuestra que no retiraron el monumento por su simbología, como alegaron. Ahora, con una cruz de luz, que ni se puso en época franquista, ni recoge nombres de ningún bando, sólo una imagen que recuerda a la Cruz en su lugar, junto a la iglesia, está siendo boicoteada por el ayuntamiento con unos focos que iluminan la fachada de la Iglesia, después de varios años estando apagados, sin ser un día en concreto de celebración».

Sobre la multa a la vecina indicó que él usó la megafonía para el rezo de unos pasajes evangélicos el pasado sábado. «Éste es el señor alcalde, el que persigue al franquismo, pero silba el himno de riego, el que no tiene nada en contra de la religión Cristiana, pero se declara abiertamente ateo y boicotea la iluminación de una cruz en la fachada de una iglesia, es el azote de la dictadura franquista, pero el mayor dictador de su época y en sus territorios enviando a la policia e interponiendo denuncias contra los vecinos que ayuden a quien no piense como él».

Illán anunció a este diario que ha recibido la autorización de la Subdelegación para que los vecinos puedan concentrarse desde mañana jueves, 15 de marzo, hasta el 2 de abril, cada día a desde las 18.30 horas hasta las 23 horas «en las que rezaremos junto a la iglesia», señaló.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine