14 de marzo de 2018
14.03.2018

Orihuela aplaza la adhesión al Plan Edificant hasta elaborar todas las memorias técnicas

Educación decide no llevar la propuesta al pleno hasta contar con los informes para ejecutar cada una de las obras con sus presupuestos máximos

13.03.2018 | 23:13
La Escuela de Arte y Diseño espera el arreglo de sus instalaciones.

Begoña Cuartero incluirá el visto bueno de un Consejo Escolar que lleva 4 meses en funciones.

Las esperadas obras de arreglos de colegios e institutos de Orihuela que se han incluido en el Plan Edificant no serán una realidad a corto ni a medio plazo. La Concejalía de Educación ha decidido no llevar la adhesión a este programa de la Conselleria de Educación hasta disponer de todas las memorias técnicas de las diferentes obras que se pretenden ejecutar, entre arreglos de desperfectos y nuevas construcciones como gimnasios y aulas, y los presupuestos máximos de ejecución.

Una tarea que la propia edil de Educación, Begoña Cuartero, reconoció ayer a este diario que era muy complicada. «Se trata de un programa muy complejo y antes de llevarlo a pleno debemos cumplir el artículo 7 del plan que señala que hay que incluir en esa propuesta las memorias técnicas», explicó. En esta fase se encuentra ahora el Consistorio después de que la adhesión al Plan Edificant saliera del pleno del pasado mes, cuando el propio equipo de gobierno anunció que lo llevaría, tras detectarse defectos de forma y, según explicó en su momento Cuartero, «falta de documentación». Sin embargo, es una cuestión que genera discrepancias, ya que hay quienes señalan que para adherirse al plan, sólo para adherirse, no es necesario ese paso de contar con los informes técnicos algo que, por el contrario, mantiene la edil de Educación.

Cuartero pidió hace semanas a la Conselleria de Educación una serie de documentación e información para poder ejecutar esas memorias técnicas, lo que, según la concejala, aún no ha recibido, lo que está dilatando, aún más, este proceso. «El Ayuntamiento de Orihuela necesita que la Conselleria de Educación le traslade una serie de datos para poder hacer todas esas memorias y con todo ello iremos a pleno, pero sin esa documentación no podemos adherirnos aún al plan», dijo la edil.

Es el principal escollo que tiene ahora mismo la simple adhesión a un programa que pretende poner fin a las muchas deficiencias con las que cuentan los centros educativos de Orihuela, muchas por falta de mantenimiento. El equipo de gobierno oriolano se agarra a ese artículo 7 del Plan Edificant que indica que la solicitud se acompañará de una memoria en la que se detallará, entre otras cosas, la descripción técnica de las actuaciones o el importe máximo previsto del coste de la intervención. A ese respecto se indica que a efectos de su elaboración la Conselleria «pondrá a disposición de la administración solicitante el programa de necesidades que corresponda a la actuación a realizar, así como el precio del módulo constructivo y los porcentajes a utilizar para el cálculo del coste de las asistencias técnicas, o cualquier otra documentación, parámetro económico o información que asegure el correcto desarrollo y ejecución de la delegación». No es poca la documentación ni el trabajo que hay que realizar así que los escolares de Orihuela aún deberán esperar un tiempo para ver realizadas esas esperadas obras que incluye trabajos en 23 colegios e institutos de todo el municipio.

Consejo Escolar

Por si fuera poco, surge la duda también de si el acta con el visto bueno a todas las obras del Consejo Escolar Municipal, otro de los requisitos que marca el plan, puede ser firmada por representantes que están en funciones. El nuevo Consejo Escolar Municipal de Orihuela fue aprobado en pleno el pasado mes de noviembre, en concreto su puesta en marcha con 30 miembros, pero 4 meses después aún ni siquiera se ha constituido, ya que falta elegir a sus representantes.

Este hecho ha provocado que en la reunión mantenida por Educación para trasladar al Consejo las obras del Edificant, acudieran los miembros del antiguo órgano, que está en funciones. Sólo un pequeño grupo, porque hace tanto tiempo que no se renueva que algunos de sus representantes llevan tiempo jubilados. Begoña Cuartero insiste en que no es impedimento que el acta con el visto bueno del Consejo Escolar al plan, que se aprobará en una próxima reunión, lleve la firma de quienes están en funciones y no de los que ya deberían estar sustituyéndolos. Ahora, deprisa y corriendo, Educación quiere sacar el calendario para las elecciones de los nuevos representantes del Consejo y mañana la edil tiene una reunión con la mesa electoral. El proceso de elección debe pasar por varias fases lo que llevará, como mínimo, 3 meses más, y contará con votaciones tanto en los centros públicos como en los concertados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine