09 de marzo de 2018
09.03.2018

El Foro Proa culpa a la «desidia y al egoísmo» de la mala planificación hídrica

Los expertos concluyen tras el cónclave de Orihuela que «España tiene agua pero mal distribuida» y que la solución pasa por una interconexión entre cuencas

08.03.2018 | 22:09
El Foro Proa culpa a la «desidia y al egoísmo» de la mala planificación hídrica

Los expertos en materia hídrica que participaron el pasado 30 de enero en una mesa redonda sobre el agua organizada por el Foro Proa dieron a conocer ayer las conclusiones a las que llegaron en esa jornada organizada para dar soluciones y propuestas al déficit hídrico y que pasan por la interconexión de cuencas. Para los expertos que participaron en esta mesa de debate, entre los que se encontraban agricultores, regantes, empresas de gestión y suministro de agua, hosteleros y la Universidad de Alicante, España dispone de agua suficiente, aunque desigualmente distribuida en el espacio y en el tiempo, a pesar de que domina las técnicas y tiene empresas solventes para afrontar esta tarea de distribución.

El objetivo fundamental, señalan en sus conclusiones, es animar y cooperar en el impulso de un gran acuerdo en materia de agua, que se sume al Pacto de Estado del Agua en España y a la aprobación del Plan Hidrológico Nacional, que, lamentan, están atascados «por falta de entendimiento, aunque nuestra tierra siga padeciendo las consecuencias de un desequilibrio hidráulico cuya solución queda obstaculizada por la desidia, el egoísmo y la incapacidad de quienes tienen la responsabilidad de distribuir un bien del que globalmente disponemos para atender todos los usos existentes». En este sentido el mensaje que quieren transmitir es que los trasvases son esenciales dentro del conjunto de obras hidráulicas precisas para la conexión de las cuencas en España y han de plantearse dentro del marco del Pacto Nacional del Agua y del Plan Hidrológico Nacional. Con repercusión directa o indirecta en la provincia de Alicante se aportan, además de toda una serie de medidas concretas, tres opciones técnicas combinables entre sí, como son, desde el Tajo Medio (la conexión Tiétar-Alberche) al sistema de cabecera y a la región metropolitana de Madrid; desde el Ebro Medio o desde el Alto Duero a la cabecera del Tajo, por medio del Acueducto Tajo-Segura; y desde el Bajo Ebro al Júcar, aprovechando el sistema de regulación del embalse de Tous.

La escasez de recursos hídricos en la provincia de Alicante explican que es un problema estructural de gran envergadura «que menoscaba su crecimiento sólido, armónico y sostenible, y ello pese a que tanto el PIB y la balanza de pagos aportan beneficios económicos y estratégicos». Y no dudan en dar un toque de atención a los políticos, a los que instan a llegar a un acuerdo, incluso entre las administraciones, a quienes piden que colaboren entre ellas y se dejen de «la patología de la simplificación, las guerras del agua y el independentismo hidráulico». «Si los políticos y las administraciones pusieran de su parte se iniciaría así un proceso, contemplado en el Pacto de Estado sobre el Agua, cuyas fases serían la regulación total de las cuencas, las conexiones entre cuencas por los puntos más favorables y la comunicación recíproca entre todas las cuencas para la disponibilidad máxima del recurso», concluyen los expertos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine