02 de marzo de 2018
02.03.2018
Torrevieja

La Semana Santa solo ocupará tres de las siete plantas del nuevo museo de Torrevieja

El Consell autoriza que el resto de pisos sean para usos administrativos, para el Museo del Mar y la Sal y como almacén para los juzgados y la Guardia Civil - La Junta Mayor dice que es un "golpe a la religiosidad"

02.03.2018 | 16:17
Imagen exterior del nuevo museo.

La Conselleria de Hacienda ha autorizado al Ayuntamiento de Torrevieja a cambiar el uso del Museo de la Semana Santa, un proyecto que costó más de 5,8 millones de euros con cargo al Plan Confianza de la Generalitat. De esa forma, la actividad vinculada al culto reigioso solo se desarrollará en tres de las siete plantas y no en la totalidad del edificio, tal y como se prometió en un principio. Así lo ha dado a conocer el alcalde de la ciudad, José Manuel Dolón, que ha explicado que la apertura de este espacio va a permitir que se pueda abrir el juzgado número dos de lo penal de Torrevieja y eliminar uno de los alquileres que paga actualmente el Ayuntamiento, el del Museo del Mar y de la Sal.

En su comparecencia ante los medios de comunicación el primer edil ha explicado que la disposición que ha autorizado la conselleria es la siguiente: en la quinta y en la cuarta planta usos administrativos del Ayuntamiento de Torrevieja, en la tercera el Museo del Mar y de la Sal, en la segunda y en la primera el Museo de la Semana Santa, en la entreplanta usos administrativos, en la planta baja acceso al edificio en general, organización de visitas, conserjería, información y por la parte posterior del edificio acceso de tronos y elementos expositivos al montacargas. En cuanto a los sótanos la disposición es la que sigue: el primer sótano se destinará a usos múltiples, actos, conferencias, celebraciones etc, el sótano segundo para uso del Museo de la Semana Santa y el tercero para almacenamiento para la Administración de Justicia de la Generalitat y la Guardia Civil.

Actualmente, la quinta plata del Juzgado de Torrevieja está ocupada por objetos y documentación que han de permanecer bajo custodia, el desalojo de este material haría posible que se pueda abrir un nuevo juzgado de lo penal y quizás uno más de instrucción para la ciudad. Por este motivo, José Manuel Dolón ofreció al Juez Decano y a la Guardia Civil la posibilidad de hacer uso de uno de los sótanos del Museo de la Semana Santa, propuesta que ha aceptado la conselleria. Dolón ha explicado que "gracias a eso se podrá habilitar el juzgado de lo penal número dos de Torrevieja algo que tiene mucha importancia porque vamos a conseguir ampliar el servicio judicial con el consecuente beneficio para la ciudadanía".

La Conselleria ha dado respuesta a las peticiones municipales "de forma imparcial y objetiva" ha dicho Dolón, quien ha explicado que el gobierno municipal tiene decidido trasladar el Museo del Mar y de la Sal a este edificio y el departamento municipal de Salud y Riesgos Laborales que actualmente están en un local arrendado por el Consistorio en la calle Patricio Pérez, aunque ha aclarado que el traslado del museo es provisional hasta que esté finalizado el Proyecto de Reforma de las Eras de la Sal en el que se integrará el citado museo. También ha nombrado la posibilidad de que otras dependencias, como la ADL se trasladen al nuevo edificio pero ha señalado que es algo que "aún está en estudio".

La intención del equipo de gobierno es abrir este museo "cuanto antes", aunque ha explicado que aún falta el trámite de la recepción de las obras y dotar la instalación, a cargo del Ayuntamiento, de la instalación para los equipos informáticos y la dotación de mobiliario. Además, se ha tramitado la correspondiente documentación para contratar el suministro energético, pero aún no se ha firmado el alta para evitar generar un gasto de recibos de luz innecesario.

Técnicos de la conselleria de Cultura visitaron a finales del pasado año el edificio y también el actual Museo de la Semana Santa en el que la entidad guarda sus tronos e imágenes. Posteriormente, con fecha de enero, hizo pública la resolución que hoy ha transmitido el alcalde en la que se argumenta que "El Ayuntamiento basa su petición (de modificar los usos) en ´la carencia manifiesta del Ayuntamiento de inmuebles para prestar los servicios que le atribuye como competencia propia la Ley de Bases de Régimen Local, especialmente en las cuestiones de equipamiento cultural y de prestación de servicios interadministrativos propios, así como la necesidad de colaboración institucional con otras administraciones, como la Autonómica y la del Estado, así como la colaboración con las Fuerzas de Seguridad del Estado".

Además, en un informe del arquitecto director de la obra se explicita su criterio profesional de que en el edifico se dedica "una superficie excesiva" al Museo de la Semana Santa. Lo que sumado a la visita del técnico de la conselleria lleva a plasmar en la resolución la siguiente conclusión: "El técnico que suscribe, a la vista del informe técnico del autor del proyecto y director de obra, la comprobación in situ de los espacios disponibles y los enseres a exponer, así como la comprobación de que no se alteran las condiciones iniciales por las cuales se informó favorablemente en esta intervención dentro del Plan Confianza, o plan PIP, se considera compatible y correcta la propuesta de cambio de usos solicitada por el Excelentísimo Ayuntamiento de Torrevieja".

El Museo de la Semana Santa contó con un presupuesto de construcción de 2.051.864 euros en su primera fase y de 3.782.281 en la segunda, lo que supone que ha tenido un coste total cercano a los seis millones de euros.


"Golpe a la religiosidad"

El presidente de la Junta Mayor de Cofradías de Torrevieja, Jesús Sánchez Seva ha mostrado "su sorpresa más absoluta porque en ningún momento José Manuel Dolón se haya dirigido a la entidad para informarles de la misma, y él mismo haya tenido conocimiento por los medios de comunicación". "Ahora entiendo –añade Sánchez Seva- por qué Torrevieja está a la cola nacional en el ranking de transparencia".
 
El presidente de la Junta ha dejado claro que, tras las primeras consultas con los miembros de la Comisión Ejecutiva y los presidentes de las quince cofradías que integran la entidad, r echazan totalmente esta opción unilateral, que viene a ser incluso peor que la que ya dejó sobre la mesa el Pleno Municipal de junio de 2016, ya que elimina también el uso del sótano tercero. 
 
Jesús Sánchez, convocará la próxima semana una reunión extraordinaria y urgente del Pleno de la Junta para acordar las medidas a adoptar, y en la que no se descarta ninguna vía. El presidente se ha preguntado con qué base legal ha obviado José Manuel Dolón y su gobierno multipartito el acuerdo de dejar el tema sobre la mesa que se adoptó por mayoría absoluta en la referida sesión de junio de 2016, para apañarlo ahora por la puerta de atrás con la Generalitat Valenciana y teniendo como a Ximo Puig y Mónica "como cooperadores necesarios de este golpe a la religiosidad popular de Torrevieja" 
 
Jesús Sánchez Seva indica que la resolución de la Generalitat supone eliminar alrededor de 300 metros cuadrados de superficie expositiva del patrimonio cofrade torrevejense. Según los datos del Catastro, el inmueble que ahora se destina a Museo de Semana Santa en la calle Formentera dispone de una superficie para exposición de algo más de 920 m2. "Con las dos plantas que ahora se nos ofrecen –añade el presidente- habrían 631 m2, c asi 300 menos que ahora, donde ya nos encontramos totalmente saturados". Esta decisión deja también a la Junta Mayor de Cofradías sin un lugar de trabajo administrativo, de la que sí que dispone el Museo actual.  
 
"Desde su llegada al gobierno de la ciudad, José Manuel Dolón y sus socios han dado diferentes muestras de su rechazo a la religiosidad popular y los desfiles pasionales. Ejemplos como su ataque al nuevo Museo, su falta de diálogo y colaboración, su intentona de querer eliminar la subvención nominativa o su negativa a arropar una manifestación multitudinaria como nuestra Semana Santa, son ya una desagradable tónica en su selectiva manera de ejercer el servicio público. José Manuel Dolón continúa así prosperando en su objetivo de pasar a la historia de Torrevieja como el alcalde que más daño le ha hecho a la Semana Santa, a la que siempre ha dado la espalda y a la que en casi tres años como primer edil no ha respaldado ni en uno sólo de los actos que ha convocado, como parece que así va a seguir siendo en lo poco ya que le resta de mandato" ha trasladado la Junta en un comunicado. 
 
"La Junta Mayor de Cofradías, la entidad que probablemente mayor número de socios tiene en Torrevieja y la que organiza una de las Semanas Santas más significativas de la provincia de Alicante, quiere reivindicar nuevamente, tal y como ha hecho siempre fuera cual fuera el color político del Gobierno Local, que el Museo se concluya y se destine para el fin que se proyectó". 
 
Hay que recordar igualmente que el actual museo se inauguró en 1991, y que desde entonces, los pasos y enseres de las 15 cofradías se han multiplicado exponencialmente, quedándose del todo pequeño. Por tanto, el nuevo edificio para el Museo de la Semana Santa supondría, según se proyectó en su momento, un espacio con una auténtica concepción museográfica, de la que se carece en la actual infraestructura. La JMC apuesta por que el nuevo Museo sirva para dar un paso decisivo, para tener un edificio vivo, a la vanguardia de este tipo de espacios, cuya exposición de patrimonio (bordados, orfebrería, talla, música, audiovisual e imaginería) sea rotatoria y vaya variando progresivamente, presentando una renovación permanente, acorde a la dimensión actual de nuestras procesiones y siempre en pro  de Torrevieja. 
 
 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído