21 de febrero de 2018
21.02.2018

Orihuela quiere ampliar con 300 plazas más la zona azul

El Ayuntamiento dice que no puede frenar la comisión del 10% a los usuarios que paguen el servicio desde el móvil

21.02.2018 | 14:39
Un controlador de la zona azul en Orihuela.

El Ayuntamiento de Orihuela, gobernado por PP y Cs, quiere ampliar la zona de estacionamiento de pago (zona azul) incluyendo 300 plazas más. El área de Infraestructuras ha realizado un estudio que determina que la medida afectará a las zonas comprendidas entre Obispo Rocamora y Duque de Tamames, Avenida de la Vega o la Ocarasa. Aunque todavía no se sabe la fecha concreta en que se aplicará esta medida, el concejal del área, Juan Ignacio López-Bas, lo ha defendido hoy como una "necesidad".

El incremento del espacio de aparcamiento de pago supone casi un 50% con respecto a las plazas habilitadas en la actualidad, que son 620. La empresa concesionaria del servicio, Setex Aparki, ya solicitó esta medida el pasado verano, alegando la escasa rentabilidad que obtenía. Hoy López-Bas ha dicho que los nuevos espacios que se pintarán de azul ya están ubicados en torno a la zona de pago y ha asegurado que se dispondrán también plazas de aparcamiento para residentes, es decir, zona naranja.

Desde el próximo lunes, los usuarios de la zona azul que paguen el servicio a través de la aplicación para teléfonos móviles tendrán que asumir una comisión del 10%, es decir, que de cada 10 euros que incluyan en esta tarjeta-monedero, podrán utilizar sólo nueve. Este aumento de la tarifa ha sido duramente criticado por Cambiemos Orihuela, en la oposición. Mientras tanto, los responsables del Ayuntamiento no tienen claro que sea legal. Según ha dicho hoy López-Bas, la empresa se comprometió a ofrecer una App gratuita para gestionar el pago de la zona azul de forma telemática y ahora ha cambiado sus condiciones de forma unilateral.

"Hemos enviado un requerimiento a la empresa para que acredite por qué aplicará el recargo del 10% desde el 26 de febrero. Entendemos que no lo puede hacer. Les hemos dicho que se abstengan de realizar cualquier cobro extra hasta que este asunto quede resuelto", ha dicho el concejal.

El responsable de Infraestructuras ha explicado que se ha trasladado esta situación al departamento de Contratación "para que se estudie si hay algún tipo de responsabilidad y consecuencias" puesto que "consideramos que puede haber un incumplimiento de contrato porque se nos ofreció una App gratis y ahora se quiere cobrar". Para López-Bas "un 10% es excesivo y no está incluido en los pliegos".

Sin embargo, el edil ha asegurado que desde el Ayuntamiento y por el momento "no pueden hacer nada" para evitar que se aplique ese recargo desde el próximo lunes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine