16 de febrero de 2018
16.02.2018
Torrevieja

La ampliación del Consistorio de Torrevieja incluyó 7 modificaciones al margen del proyecto

La empresa asegura que ejecutó con luz verde «de la dirección facultativa» elementos del actual edificio no contemplados inicialmente

16.02.2018 | 01:39
Fachada principal del ayuntamiento con la rampa y jardinera con el ladrillo sin encalar un año.

La firma dejó sin terminar el edificio a finales de 2016.

La constructora que dejó «colgado» al Ayuntamiento de Torrevieja en las obras de ampliación del edificio, sin terminarlas, alegó para justificar su retraso que el municipio le había solicitado cambios en el proyecto que, por su importe, exigían un modificado. Modificaciones que se realizaron de forma efectiva en la obra, pero que no llegaron a abonarse aunque estaban aprobados e informados, según el escrito al que ha tenido acceso este diario.

La empresa jienense, Iniciativas para la Construcción y la Obra Civil, se adjudicó el contrato por 312.000 euros, con una baja de 130.000 euros sobre el precio de licitación, comenzó la ejecución de la planta baja junto al edificio consistorial el 11 marzo de 2016 con un plazo de ejecución de 8 meses. Pidió una prórroga de un mes para culminar la actuación, que expiró el 12 de diciembre. Sin embargo, a principios de 2017 la obra seguía sin concluir: no estaba instalada la cerrajería ni la puerta. Y la rampa y jardinera situada justo en el acceso al edificio principal presentaba el ladrillo visto sin encalar. Elemento ahora muy visible para los cientos de usuarios diarios de la administración local,y que se ha convertido en este último año en el símbolo de la paralización de la gestión del gobierno local, según interpreta la oposición del PP.

El Ayuntamiento resolvió el contrato con la empresa en enero pasado, tras un largo procedimiento en el que, para avalar su decisión jurídicamente, pidió informe al Consejo Jurídico Consultivo, que le dio la razón. Ahora puede liquidar las obras y terminarlas con otro contrato menor. A ese procedimiento corresponde el escrito en el que se asegura que sobre el terreno se han ejecutado obras que no estaban en el proyecto «aprobadas e informadas por la dirección facultativa (un servicio externo contratado para supervisar esta obra)» y que exigirían ese modificado, que se corresponde con un aumento del presupuesto inicial de hasta el 20%. El listado con siete trabajos adicionales lo registró la mercantil el 16 de septiembre de 2016, a un mes de terminar el plazo de si contrato. El escrito da a entender que se realizaron antes al plantearse verbalmente.

Multas e indemnización

La firma asegura que actuaciones básicas para un proyecto como el ejecutado, como la apertura de un hueco de ventanal entre la ampliación del Ayuntamiento y el actual edificio o la ubicación de mamparas para independizar los despachos no aparecían en el proyecto y presupuesto inicial. También se incorporó una estructura metálica frente al fuego, la colocación de un aislante bajo la chapa de forjado, los trabajos para garantizar la estancaneidad en la medianera de la actual Ayuntamiento y remates en el borde de la cubierta. Pero la empresa asegura que estas actuaciones no han sido reconocidas ni abonadas en las certificaciones emitidas por el municipio. Desde que se acabó la prórroga y se incumplió el plazo del contrato el Ayuntamiento le ha impuesto una multa diaria de cien euros, además de retener la fianza que depositó la mercantil.

A esa sanción se sumaría una reclamación por daños y perjuicios dado que el municipio tenía previsto reubicar en 2017 las dependencias del PROP en estos locales pero ha tenido que alquilar de nuevo la actual sede en la calle Bazán. El gobierno local, que a la hora de explicar el problema de la falta de terminación de la obra no citó el contenido, declinó pronunciarse ayer sobre este asunto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine