02 de febrero de 2018
02.02.2018

Las lluvias dejan hasta 43 litros por metro cuadrado en la Vega Baja

En las zonas litorales se han superado los 30 litros mientras que en el interior los pluviómetros han recogido algo más de 15 litros

02.02.2018 | 13:21
Las lluvias dejan hasta 43 litros por metro cuadrado en la Vega Baja
Imagen de la lluvia en el centro de Orihuela esta mañana/Foto Tony Sevilla

Las temperaturas han caído en picado y las máximas no superan los 7 grados en muchos puntos, incluidas las zonas del litoral. El mal tiempo ha aplazado la apertura del mercado medieval de Orihuela. Las precipitaciones de enero y este principio de febrero suponen un respiro para la huerta, en un periodo que no suele ser lluvioso.

Las precipitaciones dejaron ayer hasta 43 litros por metro cuadrado en algunos puntos de la Vega Baja. La borrasca también ha provocado un descenso muy acusado de las temperaturas que no pasan durante la jornada de ayer de los seis grados centígrados en la mayor parte de las poblaciones, incluso las situadas junto al mar, tras registrar mínimas superiores a los diez el jueves. La zona más "regada" ha sido la del litoral con 43 litros en Guardamar del Segura, 31 litros por metro cuadrado en Torrevieja y 18 en Orihuela, según las estaciones automáticas y pluviometros de MeteOrihuela y Proyecto Mastral.

Comenzó a llover sobre la una de la madrugada, de una forma intensa pero no torrencial. Lluvia que se prolongó durante toda la mañana y primera hora de la tarde. Es un agua muy bien recibida en la huerta tradicional y los cultivos que dependen del trasvase del Tajo Segura, porque en ambos casos prácticamente no han recibido riegos ordinarios en los últimos meses, y han "tirado" de recursos mínimos del río, en un caso de la huerta tradicional, y el agua desalinizada, pozos y reservas de balsas las comunidades del sindicato de regantes. Tanto  las lluvias de enero como las de este principio de febrero equivalen a un riego a manta en condiciones, las reservas en los embaleses de cabecera del Segura y el Tajo van recuperándose, pero muy lentamente y son muy insuficientes para normalizar los suministros a la agricultura.

Este acumulado de lluvia es muy inusual en los meses de invierno en el Bajo Segura -también se registró más de la media en el mes de enero-, donde las principales lluvias se concentran los meses de primavera y otoño.

Algayat

En un principio, no se han producido incidentes relevantes, más allá de las dificultades para circular en algunas zonas de forma puntual y la suspensión de actos festivos, en especial, la inauguración del Mercado Medieval de Orihuela. De momento, la nieve -que no se descarta en las sierras de Callosa y Orihuela- no ha hecho acto de presencia, aunque es sí en las zonas más altas del término municipal de Orihuela, en su poco conocido límite con el Medio Vinalopó de la Sierra de Algayat (Barbarroja), dado que su techo máximo supera los mil metros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook