12 de enero de 2018
12.01.2018
Orihuela

La Diputación defiende su «obligación» de invertir en carreteras aunque no se usen

La institución gastará 400.000 euros en 3 kilómetros para que pasen camiones - Ecologistas ven «vergonzoso» el informe del Consell que autoriza el proyecto

11.01.2018 | 22:41
Imagen de la carretera, donde se advierte del deterioro del firme.

La Diputación Provincial aclaró ayer que ha seguido todos los trámites legales a la hora de licitar la rehabilitación de la carretera de CV- 954 entre Torremendo (Orihuela) y el límite con la Región de Murcia. En primer lugar, fuentes de la institución provincial aseguran que la inversión de 400.000 euros en un tramo de tres kilómetros está justificado en el mal estado de conservación del firme y la estrechez del vial que impide el paso de camiones. Para la misma fuente el hecho de que sea la carretera con menos frecuencia de paso de vehículos en la comarca -300 diarios según los aforos oficiales- no «significa que la Diputación deba abandonar su conservación», también en beneficio de los ciclistas, que sí hacen un uso frecuente del vial para sus rutas.

La misma fuente asegura que el Ayuntamiento de Orihuela coincide en que el estado del firme es malo y hay que rehabilitarlo. Como recogió esta edición el tramo que se pretende reformar no va a facilitar especialmente las comunicaciones con la región vecina -el trazado recorre campos de secano y la umbría de Sierra Escalona-. Esta concebido para dar acceso a viviendas diseminadas, muchas de ellas construidas en suelo rústico sin licencia, y contra las que la administración local solo ha actuado formalmente con órdenes de paralización que ni el área de Medio Ambiente, ni la de Urbanismo, mantienen con otras actuaciones regladas en la legislación, -son obras ilegalizables-, tal y como ha denunciado la Asociación Amigos de Sierra Escalona. También indicaron desde el gobierno provincial que la Diputación recibió el miércoles, un informe del director de los parques naturales del sur de Alicante en el que se pronunciaba sobre la consulta realizada por los técnicos de la Diputación sobre la necesidad o no de que el proyecto se sometiera a una evaluación de impacto ambiental y se disculpaba por presentarlo fuera de plazo.

En ese informe, según la Diputación, se indica que no es necesaria esa evaluación, aunque sí pone algunos condicionantes que deberá cumplir el proyecto. La más importante un estudio sobre la necesidad de habilitar pasos para fauna en el tramo a rehabilitar. También que se limite la velocidad a 70 kilómetros por hora, la necesidad de que se instalen reflectores para evitar el paso de animales y señalice el peligro por la presencia de aves y animales en la calzada.

Amigos de Sierra Escalona, que ha visto rechazadas sus alegaciones contra el proyecto, cuestionó duramente «la atonía» y «el nulo desconocimiento de directiva hábitat» que en su opinión refleja las informes de la Conselleria y la Diputación al considerar innecesario someter la obra al informe de impacto ambiental cuando afecta a una zona protegida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine