28 de diciembre de 2017
28.12.2017

Un nuevo escudo para Orihuela

La nueva imagen se adapta a la normativa valenciana con un diseño renovado del pájaro Oriol, cambia su forma y se eliminan los ornamentos

28.12.2017 | 14:34
La edil de Festividades, Mariola Rocamora, muestra en el pleno la imagen del nuevo escudo de Orihuela

El pleno de Orihuela ha aprobado hoy, por unanimidad, la adopción de un nuevo escudo institucional que sustituirá al actual, cuya imagen se viene utilizando desde 1906. El actual escudo no cumple con la legislación autonómica referida a los escudos y banderas locales, aprobado por decreto del Consell en 2015. El principal problema es que la heráldica usada hasta ahora contiene varios elementos que se salen del escudo en sí, como los adornos a ambos lados, lo que la normativa actual no contempla, así como que el pájaro Oriol, emblema de Orihuela, aparece dibujado con una corona en su cabeza, lo que se elimina en el diseño que hoy se ha presentado para evitar duplicidades de coronas. El estudio técnico del nuevo escudo ha sido desarrollado por el arqueólogo municipal, Emilio Diz, y por el Cronista Oficial de Orihuela, Antonio Luis Galiano, basándose en las diferentes representaciones históricas que ha tenido el escudo a lo largo de la historia. 

Así, el escudo que se pretende poner en vigor en unos meses, una vez pasado el plazo de 20 días hábiles que se va a exponer a exposición pública para posibles alegaciones, cuenta con una forma cuadrilonga de punta redonda y está partido en dos donde la figura principal es el pájaro Oriol que aparece en la parte superior posado en un leño con su garra izquierda y armado con una espada en la derecha, un modelo copiado del de 1703 representado en la Recopilación de los Estatutos, Privilegios y otras Reales Órdenes dados a la muy Noble y Muy Leal Ciudad de Orihuela para su gobierno, sin la corona en su cabeza de príncipe y sobre fondo azul, en lugar del actual color verde. El actual, por contra, está cortado en vertical. Además, aparecen los cuatro palos de gules, emblema de la Corona de Aragón, que obviamente, se mantienen como enseña valenciana, aunque ahora las cinco franjas verticales de color amarillo y las cuatro de color rojo son más anchas. El timbre, en el nuevo, es una corona real abierta conforme a la tradición valenciana, diferente a la actual. Se eliminan también los adornos ornamentales

El escudo actual seguirá conservándose como escudo histórico y los oriolanos lo seguirán viendo en los lugares donde ahora aparece como los edificios históricos o el azud del río, aunque será reemplazado poco a poco en lugares públicos y en los membretes usados por el Ayuntamiento, todo ello una vez pasado el plazo de exposición pública y enviado a la Generalitat para que elabore el dictamen que lo oficialice, lo que puede ser realidad en un plazo de entre 5 y 6 meses. 

La edil de Festividades, Mariola Rocamora (PP), ha defendido el proyecto de nuevo escudo "para tener uno oficial en una ciudad de gran población como es Orihuela ya que el actual no cumplía la normativa". Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Juan Ignacio López-Bas, ha reconocido que "me gustaba más el antiguo" aunque ha señalado que era necesario "institucionalizar este escudo identitario". 

Desde la oposición, tanto PSOE como Cambiemos, se han adherido a la propuesta para "cumplir con la ley", aunque ambas formaciones han echado en falta que se diera a conocer antes la intención de cambiar el escudo para generar debate entre la población. La edil socialista, María García, ha señalado que "nos ha faltado un poco de alegría, ya que se debería haber abierto un diálogo y haber explicado a los ciudadanos el proceso para haber llegado a la consecución del nuevo escudo". Desde Cambiemos Orihuela, su portavoz Karlos Bernabé, ha indicado que "el gran éxito sería que todos lo sintiéramos como algo propio aunque debería haber habido un proceso de discusión y lo que importa es que sea un refuerzo de nuestra identidad local". 

El pleno, además, ha aprobadola rehabilitación de la bandera histórica de la ciudad. Ahora se remitirá a la Dirección General de Admistración Local, adscrita a la Presidencia de la Generalitat, el proyecto elaborado por el arqueólogo municipal y el cronista oficial sobre la Gloriosa Enseña del Oriol, tras ser sometido a exposición pública, para que la enseña sea considerada bandera histórica de uso inmemorial así como permitir hacer las réplicas necesarias para su uso público. La enseña data de 1357 y es una de las más antiguas de España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook