18 de diciembre de 2017
18.12.2017

El PP de Callosa impugna la compra de dos barredoras por 270.000 euros

La oposición dice que el acuerdo de la Junta de Gobierno carecía del estudio de Intervención que asegure la viabilidad económica

18.12.2017 | 11:50

El portavoz, Manuel Illán, considera que el alcalde "ha sido un irresponsable por resolver el contrato del servicio de limpieza sin tener los medios para llevarla a cabo"

El Partido Popular de Callosa de Segura ha impugnado la compra de dos barredoras del servicio de limpieza municipal, valoradas en 270.000 euros, al considerar que el acuerdo de junta de gobierno no incluye los preceptivos informes que acrediten "que no se pone en riesgo la estabilidad financiera municipal". El portavoz popular, Manuel Illán, considera que el Ayuntamiento, presidido por Fran Maciá, "ha sido irresponsable al resolver unilateralmente el contrato del servicio de limpieza sin valorar que no disponían de la infraestructura necesaria para hacerse cargo del servicio".

"Ahora vemos que no se limpian las calles porque el equipo de gobierno tenía prisa en echar a la empresa encargada sin pensar qué iba a pasar después" reprocha Illán. La Concejalía de Servicios anunció que iba a adquirir dos nuevas barredoras, además de sopladoras, una máquina de limpieza a vapor, renovar los contenedores soterrados y dos nuevos camiones, todo por un coste superior al medio millón de euros. "Esa gran inversion que intentan vendernos es una cortina de humo para tapar la chapuza municipal", explica el portavoz popular. Los populares recuerdan que es necesario informe de la interventora municipal y el permiso del Ministerio de Hacienda, ya que Callosa supera el índice de endeudamiento permitido y no puede acometer nuevas inversiones según establece la Ley. "El equipo de gobierno quería saltarse las leyes a la torera y eso no lo podemos consentir", explica Illán, "porque incumplir la regla de gasto podría provocar sanciones al Ayuntamiento".

El portavoz popular considera "sumamente injusto que se salten la regla de estabilidad presupuestaria para corregir sus errores y su falta de previsión". Illán recuerda que cuando el Partido Popular solicitó la rebaja del IBI o el arreglo de la calle Salitre les contestaron que no podían hacerlo debido al alto índice de endeudamiento municipal.

Illán asegura que "el alcalde sabe que ha hecho algo ilegal, porque no puede invertir hasta no tener un endeudamiento del 75%, pero le da igual porque ha metido en un problemón a los callosinos y no sabe cómo solucionarlo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine