15 de diciembre de 2017
15.12.2017

La familia del estudiante fallecido en Almoradí niega que sufriera ciberbullying

Familiares han manifestado que el joven dejó una nota en la que "no culpaba a nadie" de lo sucedido

15.12.2017 | 11:51

La Brigada Judicial de Tecnología de la Policía Nacional investiga el suicidio este jueves de un estudiante de 18 años de edad por un presunto caso de ciberacoso. La víctima era de Almoradí, aunque en el último año se había trasladado con su familia a Guardamar.

El AMPA del centro de FP de Guardamar donde estudiaba el joven activó ayer el protocolo contra el acoso al conocer la noticia de la muerte, aunque no tardó en desactivalo. 

Familiares de la víctima han manifestado que el joven dejó una nota en la que "no culpaba a nadie" del suceso. El velatorio se ha instalado en el tanatorio de Almoradí donde varios allegados han descartado que el estudiante estuviera sufriendo acoso en el centro, al tiempo que han pedido despedir en paz al joven.


Imagen del Tanatorio de Almoradí, esta mañana.


Últimos casos de ciberbullying en la provincia de Alicante


Denuncian la agresión de seis menores a un niño en Alicante (27.09.2017)

Estatura, peso y corte de pelo. Sobre estos tres elementos y algún otro se estuvieron burlando e insultando desde principio de curso de un niño de 13 años hemofílico que fue agredido por un grupo de seis menores en Alicante después de que uno de ellos fuera expulsado de clase tras comunicar la víctima al profesor que no paraba de molestarle. Uno de los presuntos implicados en este caso de acoso escolar tiene 13 años y es inimputable.

El menor tiene reconocida una minusvalía del 33 por ciento por ser hemofílico. El instituto El Pla expulsó durante cinco días a dos hermanos presuntamente implicados en la agresión y se dio parte a la Fiscalía. 

Desde la Conselleria de Educación explicaron que el instituto El Pla había seguido el protocolo de acuerdo al Plan PREVI –Plan de prevención de la violencia y promoción de la convivencia en los centros escolares de la Comunidad Valenciana– y al tratarse de una agresión grave lo comunicaron a la Fiscalía de Menores. 

La denuncia fue presentada en comisaría por la madre y en ella se explicó que la agresión se produjo en una calle próxima al instituto donde su hijo estudia primero de Enseñanza Secundaria.

La denuncia precisaba que la víctima tiene un compañero de clase, también de 13 años, que le está molestando con burlas e insultos desde el inicio de curso el 11 de septiembre. Tras este acoso continuado el pasado día 20 el estudiante comenzó a molestar al menor agredido y éste se lo comunicó a su profesor. El docente pidió al joven que se marchara de clase y cuando pasó junto al pupitre donde estaba sentado el menor golpeado le dijo en voz baja que «cuando salgamos te vas a enterar», siempre según la denuncia formulada sin la madre.

El menor salió del instituto acompañado de un amigo y en una calle próxima fueron rodeados por un grupo de jóvenes, entre ellos el compañero de clase que expulsó el profesor y su hermano, que estudia tercero de la ESO en el mismo centro. De nada sirvió que el amigo del agredido les dijera «no queremos problemas». La repuesta fue «vosotros no pero nosotros sí». Los dos hermanos comenzaron a darle una paliza y los otros cuatro jóvenes sujetaron al amigo para que no pudiera ayudarle, según la madre. «Le tiraron al suelo y de rodillas sobre mi hijo estuvieron dándole puñetazos mientras uno decía ¿ más fuerte, en las costillas, mátalo!», añadió. Al ser hemofílico las lesiones sufridas fueron más graves.

Tras la agresión el hijo buscó refugio en un bar pero «le echaron y vino a casa». La madre le trasladó al hospital, donde le atendieron de contusiones múltiples y resaltan dos hematomas en la espalda de cuatro centímetros cada uno. El Grupo de Menores realiza gestiones para identificar a los 6 jóvenes y ha puesto en marcha los mecanismos del plan de prevención de violencia escolar.

La Policía Nacional detiene a nueve menores por acoso escolar (20.10.2017)


Agentes de la Policía Nacional detuvo en Alicante a nueve menores de edad por su presunta participación en un delito contra la integridad moral cometido sobre una compañera de colegio a la que acosaban.

A mediados del mes de septiembre, una joven de 16 años de edad denunció ser objeto de burlas e insultos de forma habitual por parte de algunos compañeros de su colegio. La menor, estudiante de segundo de bachillerato, sufría burlas y comentarios en público durante las horas de clase, extendiéndose estas a las redes sociales. Algunos compañeros habían colgado en una conocida red social fotografías suyas con comentarios obscenos, afectando estas vejaciones a su salud y rendimiento escolar.

Los agentes averiguaron que las humillaciones hacia la menor se iniciaron a finales del curso pasado, cuando varios compañeros la rodeaban frecuentemente en los pasillos y se burlaban de ella en público.

Durante la festividad de las Hogueras de San Juan, la menor fue además víctima de abuso sexual por parte de cinco compañeros suyos, cuando se encontraba en una conocida barraca del centro de Alicante. Aquella noche los jóvenes la rodearon y empezaron a empujarle y realizarle tocamientos en sus partes íntimas hasta que finalmente pudo escapar de ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine