13 de diciembre de 2017
13.12.2017
Orihuela

El exinterventor tendrá que devolver los 3.000 euros que percibió estando de baja

El juzgado desestima la demanda de Urruticoechea al considerar que cobró las prestaciones de manera indebida

12.12.2017 | 22:54

El Juzgado de lo Social número 6 de Murcia ha desestimado la demanda que interpuso el exinterventor de Orihuela, Fernando Urruticoechea, contra el Ayuntamiento, su mutualidad y el Instituto Nacional de la Seguridad Social, donde reclamaba que las prestaciones que cobró durante dos meses estando de baja, entre septiembre y octubre de 2015, fueron correctas, ya que la mutualidad del Consistorio declaró que eran indebidas al no considerar justificada la baja. Urruticoechea fue al juzgado a pesar de que sí cobró esas prestaciones que ahora el tribunal considera fueron indebidamente pagadas y, por lo tanto, el Ayuntamiento le reclamará ahora el dinero que cobró en ese periodo, que ronda los 3.000 euros. Tras solicitar una baja por enfermedad, la mutualidad del Ayuntamiento le llamó para que se presentara a varios reconocimientos médicos, pero no se presentó por lo que ésta le dio el alta y suspendió y extinguió el derecho de percibir la prestación. El entonces interventor volvió al trabajo pero poco después pidió otra baja que la mutualidad entendió que era una recaída de la anterior enfermedad por lo que mantuvo la extinción de la prestación, que el ayuntamiento pagó a la espera de una sentencia a su recurso.

Así lo señaló ayer el portavoz del equipo de Gobierno, Juan Ignacio López-Bas quien informó que la Junta de Gobierno aprobó la licitación para renovar la flota municipal y adquirir, mediante renting, 29 vehículos con bajas emisiones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook