05 de noviembre de 2017
05.11.2017
San Isidro

Una reflexión sobre el exilio republicano y el valor de la Memoria Histórica

El acto en torno al campo de concentración de Albatera volvió a reunir a decenas de personas y contó con varias mesas redondas

04.11.2017 | 23:58
Una reflexión sobre el exilio republicano y el valor de la Memoria Histórica
Una reflexión sobre el exilio republicano y el valor de la Memoria Histórica
Una reflexión sobre el exilio republicano y el valor de la Memoria Histórica

Las X Jornadas en torno al Campo de Concentración de Albatera reunió ayer a decenas de personas en el centro sociocultural de San Isidro para asistir a las diferentes mesas redondas que se habían organizado y para exigir «verdad, justicia y reparación» en el que fue uno de los campos de concentración más duros de España tras la Guerra Civil.

Las jornadas, organizadas por la Coordinadora de Asociaciones por la Memoria Histórica de la Provincia de Alicante (Coamhi), estuvieron centradas en la Memoria Histórica y el exilio republicano, protagonistas de las dos mesas redondas que se organizaron. En la primera de ellas hubo dos ponencias sobre «simbología franquista, Valle de los Caídos y ILP sobre la Memoria», a cargo del abogado Eduardo Ranz y sobre «la batalla contra los símbolos franquistas y la impunidad» por parte de Floren Dimas, delegado de la Asociación Archivo, Guerra y Exilio (AGE) en Murcia.

La segunda de las mesas redondas, sobre el exilio republicano, contó con la presentación del director de la Fundación Cultural Miguel Hernández, Aitor Larrabide, con el historiador Ángel Comonte y con la secretaria general de AGE, Dolores Cabra, quienes participaron en la ponencia sobre «los grandes olvidados: los niños de la guerra del 37... dramas familiares, exilio, desmemoria e intento de manipulación histórica», mientras que el catedrático Manuel Aznar habló sobre el diccionario bibliográfico de los escritores, editoriales y revistas del exilio republicano de 1939.

Tras una comida popular se presentó el libro y el documental «Operación Stanbroock» y los asistentes escucharon con atención el testimonio de Francisco Martínez «Quico», un guerrillero antifranquista.

Paralelamente a estas jornadas se celebró una feria del libro donde las diferentes asociaciones, agrupaciones culturales, políticas y los colectivos que colaboraron en el evento, así como varias editoriales y librerías, mostraron sus trabajos y sus publicaciones. La Asociación de Amistad con Cuba «Miguel Hernández» dispuso una barra con bocadillos y bebidas.

La jornada concluyó con una marcha al monumento de la CNT/FAI a la entrada de lo que fue el campo de concentración de Albatera que finalizó con una ofrenda floral y se leyó un manifiesto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook