01 de noviembre de 2017
01.11.2017
Orihuela

Al quirófano... con menos vello

El Hospital Vega Baja entra en un programa nacional para reducir las infecciones quirúrgicas

31.10.2017 | 22:52
Una imagen de una intervención quirúrgica en el Hospital Vega Baja de Orihuela.

El centro sanitario crea un grupo de trabajo e implanta una serie de medidas que incluyen la adquisición de rasuradoras eléctricas o mejorar la profilaxis antibiótica.

Las infecciones de los quirófanos son uno de los grandes problemas de la sanidad moderna. Por este motivo, el Hospital Vega Baja de Orihuela está participando en un proyecto nacional de prevención de infecciones quirúgicas que imponen una serie de medidas para lograr este objetivo. Entre ellas destaca la «adecuada profilaxis antibiótica, el pincelado de la zona quirúrgica con clorhexidina alcohólica al 2% y la eliminación correcta del vello», explica el centro sanitario en un comunicado. El proyecto se desarrolla se denomina Infección Quirúrgica Zero (IQZ) y propone reducir el porcentaje de pacientes que sufren nuevas infecciones derivadas del quirófano. Y no sólo es un problema para los pacientes o alarga las estancias en los hospitales, sino que supone un aumento del gasto. Y todo ello se considera que es evitable.

«Según datos de la Sociedad Española de Medicina Preventiva y Salud Pública e higiene, que lidera el proyecto a nivel nacional, aproximadamente cada año 4,7 millones de españoles sufren una intervención quirúrgica, lo que convierte a la cirugía en uno de los procesos invasivos asistenciales más frecuentes en el medio hospitalario», explica Alberto Cabrera, especialista en Medicina Preventiva. El Hospital ha constituido un equipo de trabajo, liderado por el Servicio de Preventiva del Hospital Vega Baja, compuesto por un médico y un enfermero, así como diferentes representantes de la unidad de calidad, de la dirección Médica y de la Dirección de enfermería, y de aquellos servicios implicados en las intervenciones quirúrgicas. Para llevar acabo esta medidas la dirección del centro ha adquirido en su stock de almacenaje este tipo de solución desinfectante y además ha adquirido rasuradoras eléctricas que permitirá retirar el vello, siempre que sea necesario, sin dañar la piel.

«El Departamento de Salud de Orihuela apuesta por todas aquellas iniciativas que surgen con el objetivo de beneficiar la calidad asistencia de los pacientes, agradecer a los profesionales que se esfuerzan y trabajan para conseguir mejorar nuestra sanidad», ha señalado el gerente del departamento Miguel Fayos. Actualmente el Servicio de Cirugía y el Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología lo tiene puesto en práctica, tanto en la Cirugía de Colon, como en la Cirugía de rodilla y de cadera. Tras su implantación se evaluará el cumplimiento efectivo de las intervenciones.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine