01 de septiembre de 2017
01.09.2017

Orihuela Costa acumula decenas de negocios en marcha a la espera de recibir la licencia de apertura

Los trámites llegan a prolongarse hasta 6 meses por lo que los empresarios optan por abrir antes de tener los papeles en regla

01.09.2017 | 00:13
Orihuela Costa acumula decenas de negocios en marcha a la espera de recibir la licencia de apertura

Los expedientes se acumulan en Urbanismo, que reconoce estar desbordado.

Desbordados. Así se encuentran los funcionarios de la Concejalía de Urbanismo que tienen que tramitar los expedientes de nuevas licencias de apertura. Decenas de solicitudes aguardan desde hace meses sin que se les pueda dar un rápido cumplimiento. Un problema que preocupa al edil responsable, Rafael Almagro, quien reconoce el enorme atraso que hay. «Tenemos un retraso tremendo en todos los expedientes de Urbanismo y aunque los técnicos trabajan contrarreloj, las solicitudes siguen acumulándose».

Un hecho que está trayendo una consecuencia no menor. Muchos de los locales que solicitan una licencia para abrir, la gran mayoría establecimientos de ocio y hostelería, deciden subir la persiana antes de tener todos los papeles en regla, cansados de esperar un trámite que, en ocasiones, se prolonga 5 o 6 meses, cuando debería solventarse en unas semanas. Almagro es consciente de esta situación irregular a la que trata de poner remedio. «Mucha gente se está aprovechando del atraso que hay en Urbanismo para abrir sus locales antes de contar con la preceptiva licencia, algo que no queremos», indica.

Crecimiento desmedido

El problema es especialmente grave en Orihuela Costa. Allí se han detectado numerosos locales que están a pleno rendimiento, pero sin haber obtenido la licencia de apertura, que la tienen en trámite. Muchos de ellos tienen también abierto un expediente de infracción por este motivo y también, algunos, por incumplimientos en el horario de cierre y ruidos. En este sentido, Rafael Almagro señala que «es fruto de un crecimiento desmedido en la costa que la administración no ha sido capaz de frenar ni poner los medios para ir a la par de tal crecimiento».

El concejal de Urbanismo asegura que está trabajando intensamente para poner en orden «una concejalía que he cogido recientemente». La intención de Rafael Almagro es poner al día todas las solicitudes de nuevas aperturas, que deben pasar por diferentes trámites y contar con el visto bueno de los técnicos tras las correspondientes inspecciones.

De aquí a final de año se espera solventar todas las licencias y en 2018 cumplir con los plazos prudenciales para tramitar este tipo de papeleo administrativo. «Mi objetivo es ponernos al día y acabar con ese retraso ya que es un perjuicio, primero para el Ayuntamiento porque no cumple con su función como administración, y segundo para los solicitantes, que tienen que esperar muchos meses para iniciar un negocio que, muchas veces, va a ser su sustento económico. Eso sí, siempre cumpliremos los trámites, aunque estos no pueden tardar tanto tiempo como hasta ahora».

Viviendas

La descongestión de un área tan cargada como está la de Urbanismo no es fácil. A los expedientes de apertura de nuevos establecimientos se unen los de las obras de construcción de nuevas viviendas, tras reactivarse en Orihuela Costa este sector. El colapso de esta Concejalía llega también a los trámites para obtener la pertinente licencia de construcción. La tardanza, como en el caso de los locales, está favoreciendo que algunos constructores empiecen a levantar las viviendas sin esperar a obtener los permisos. Así lo denunció recientemente el grupo municipal de Cambiemos Orihuela quien comprobó como promociones que recibían la licencia en la Junta de Gobierno estaban ya casi terminadas porque este trámite se retrasa hasta más de un año por el «caos» en Urbanismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook