31 de agosto de 2017
31.08.2017

Un río de espuma por Orihuela

El Segura arrastra residuos y burbujas a su paso por la Vega Baja tras el inusual episodio de precipitaciones

30.08.2017 | 22:39
Un río de espuma por Orihuela

La Confederación toma muestras, pero descarta un vertido contaminante y atribuye el aspecto del cauce al arrastre de suciedad tras meses de sequía.

El agua del río Segura a su paso por Orihuela ayer presentaba espuma dispersa en superficie. Algo que no ha pasado desapercibido para la mayoría de los vecinos que cruzan los puentes del centro del casco histórico de la ciudad a diario. Además de la espuma, el nivel y caudal del agua ha subido de forma apreciable gracias al inusual episodio de lluvias sobre la Cuenca del Segura, donde en el algunos puntos se han acumulado más de 50 litros por metro cuadrado, como Lorca y los alrededores de Murcia capital, con cantidades mucho más discretas en la cabecera, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Segura.

La CHS, a preguntas de INFORMACIÓN ha indicado que se han tomado muestras del río a su paso por Murcia, que presentaba el mismo aspecto que en Orihuela. Las mismas fuentes han indicado que no creen que se trate de un vertido contaminante.

En episodios similares, con meses sin precipitaciones anteriores -no se producen con intensidad en el río desde el mes de marzo-; lo que ocurre es que el agua de escorrentía de zonas urbanas -calles y edificios- que termina por superficie, en el cauce sí arrastra como detergentes, residuos, además de suciedad acumulada por particulares y empresas. Un vertido general al que la CHS no puede poner límite porque se trata de la vía de evacuación natural en muchos puntos, ajena al alcantarillado o redes de colectores de pluviales, según las mismas fuentes. La CHS aclara que en ningún caso sospechan que se haya producido un vertido de industrias.

En otras ocasiones, con una secuencia de lluvias intensas, algunas industrias, en especial las conserveras de la Vega Media, han aprovechado la ocasión para diluir sus contaminantes en el río, supuestamente para que pasara desapercibido con el incremento de caudal, aunque se trata de una práctica que muy pocas veces ha sido probada y sancionada. En el caso de Orihuela, el Segura circulaba ayer con 9 metros cúbicos por segundo, cuando lo habitual para estas fechas del año es que lo haga con solo dos.

Orihuela, según el pluviómetro de la red de aficionados a la meteorología Meteoclimatic, ha rebasado los 22 litros por metro cuadrado en los últimos dos días. En otros puntos de la comarca, en especial el litoral, alcanzaron los 40.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook