30 de agosto de 2017
30.08.2017
Torrevieja

Tienes un perro, no un cerdo

El alcalde ordena a la Policía Local un «seguimiento serio» sobre el cumplimiento de las ordenanzas

29.08.2017 | 22:17
Tienes un perro, no un cerdo

Exige sancionar a los propietarios que no retiren las cacas de sus mascotas.

Aunque no lo parezca es un quebradero de cabeza de la gestión municipal, y un auténtico foco de problemas de convivencia vecinal: las deyecciones de los perros que quedan en aceras y esquinas. Y dueños de perros que incumplen sistemáticamente las ordenanzas de Torrevieja sobre tenencia de animales y de aseo público.

La Policía Local solo pudo imponer 8 infracciones en 2016 por este motivo, pese a que el Ayuntamiento emitió un bando a finales de 2015 específico con el objetivo de que todos los vecinos estuvieran advertidos de que la conducta incívica iba a ser perseguida, en función de lo que señalan esas ordenanzas municipales. Por eso, de nuevo, el alcalde José Manuel Dolón anunció ayer que los efectivos de la Policía Local, tras un verano concentrados en servicios prioritarios, van a poner atención en hacer cumplir la normativa municipal y amonestar y sancionar a los dueños de perros.

El alcalde de Torrevieja explicó que ha solicitado a la Policía Local que incremente la vigilancia del aseo urbano en la ciudad, en lo que se refiere a las deyecciones de los perros para que haya «un seguimiento serio y se apliquen las ordenanzas de aseo urbano y la de tenencia de animales». El primer edil ha dado entender que aunque los vecinos cada vez muestran un mejor comportamiento a la hora de sacar a pasear a sus perros, la suciedad en aceras y parques no se rebaja, es mayor, porque también ha aumentado de forma muy considerable el número de animales domésticos.

Dolón subrayó que el artículo 15 y el 22 de ambas ordenanzas recogen que hay que mantener la higiene en la ciudad y plasman la obligación de retirar los excrementos y la de bajar al animal de la acera para que efectúe sus necesidades señalando para ello que «deberán llevarlos a la calzada junto al bordillo y lo más próximo al imbornal del alcantarillado o en zonas no destinadas al paso de peatones ni a lugares de juego».

El alcalde ha reiterado la orden de cumplimiento de esta ordenanza con la vista puesta en el mes de septiembre «una vez que ha terminado la temporada estival, una época en la que la Policía tiene asignadas muchas tareas». Su intención, ha aclarado, es que «la vigilancia se active a partir de septiembre y se haga un seguimiento de estos casos como una tarea normal de la Policía, no como una campaña puntual sino como un servicio más de los que prestan los agentes».

Dolón tachó como un dato «vergonzoso» que únicamente incluye 8 infracciones sancionables y consideró que es «algo que no se corresponde con la suciedad de las calles por este concepto. Por ello, lo que pido es que no haya permisividad con los que incumplen, igual que agradezco el comportamiento cívico de las personas que lo hacen bien». Sugirió que durante lo que va de año ese número ha sido bastante mayor, aunque no desveló el dato.

Recordatorio

Este recordatorio a los agentes, dijo, «no persigue ningún fin recaudatorio -aunque la sanción mínima es de 90 euros y la reiteración en el incumplimiento puede suponer hasta 1.500, si se atiende a las sanciones que figuran en la ordenanza de aseo urbano-. «La cuestión en el hecho de que la ciudad es de todos y es necesario un cumplimiento ineludible de esas ordenanzas, no podemos dejarlo de la mano igual que no dejamos ningún otro tipo de comportamiento incívico, hay que actuar con total rigor». A preguntas de los periodistas reconoció que se amonesta más de lo que se multa algo que también sucede con otras acciones asociadas a la tenencia de animales como pasearlos sin correa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook